•   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de EE.UU., Barack Obama, recordó a los nueve feligreses negros que murieron en el ataque contra una histórica iglesia de la comunidad afroamericana en Charleston (Carolina del Sur), un año después de registrarse la matanza, perpetrada por un racista blanco.

Durante una emotiva elegía, un ayudante de la Casa Blanca leyó un mensaje el mandatario y de la primera dama, Michelle Obama, en el que alababa "el amor sin fronteras y la firme resistencia" de la Iglesia Africana Metodista Episcopal (AME) de Charleston, escenario de un ataque guiado supuestamente por odio racial.

El tiroteo de la semana pasada en Orlando (Florida) ha atizado el debate sobre el control de armas en Estados Unidos, que ayer honrá a las víctimas del ataque que un hombre blanco perpetró contra una histórica iglesia negra de Charleston (Carolina del Sur), justo hace un año.

DEBATE

"Mientras Orlando guarda luto, Charleston recuerda... podemos mostrar cómo el amor vence al odio", dijo en el Congreso el senador de Carolina del Sur, el republicano Tim Scott, un día antes del aniversario de la muerte de nueve feligreses negros atacados por un hombre blanco por motivos raciales.

Dylann Roof, rubio, blanco y de 22 años perpetró el ataque contra la Iglesia Africana Metodista Episcopal (AME) de Charleston, supuestamente con el objetivo de iniciar una "guerra de razas" y vengarse de los afroamericanos que se estaban "apoderando" de EE.UU., según afirmó en el momento del ataque.

"Dijo que quería comenzar una guerra de razas, pero falló miserablemente", afirmó Scott.

El acusado del tiroteo se enfrenta a dos juicios que podrían acabar con pena de muerte: uno en noviembre por cargos federales y otro en enero por cargos estatales de asesinato.

De esta forma, el aniversario de la matanza de Charleston estuvo marcado por el reciente ataque que Omar Mateen, estadounidense de raíces afganas, perpetró el pasado domingo contra una discoteca frecuentada por homosexuales en Orlando y en donde murieron 50 personas, incluido el atacante, y más de medio centenar resultaron heridas.

Las dos ciudades, Orlando y Charleston, han sido golpeadas por "el mismo tipo de mal", dijo esta semana el alcalde de Charleston, John Tecklenburg.

"Es una triste ironía que en Orlando ocurra casi un año después de Charleston", consideró en Twitter el reverendo Joseph A. Darby, líder durante años de la iglesia de Charleston.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus