EFE
  •   México  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

México dio por finalizada hoy su transición hacia el nuevo sistema de justicia penal acusatorio, del cual el presidente del país, Enrique Peña Nieto, dijo que es “la transformación jurídica más trascendente de los últimos cien años”.

En el capitalino Bosque de Chapultepec se celebró un acto en el que, con un “malletazo simbólico”, quedó declarado el comienzo de una fase de “consolidación” para el sistema, que establece la presunción de inocencia, está basado en juicios orales y frena el abuso de la prisión preventiva.

Así, finaliza esta primera etapa que comenzó en 2008, y que dio un margen de ocho años para que se realizaran las modificaciones pertinentes a nivel estatal y federal para que desapareciera el anterior sistema, llamado inquisitivo o mixto.

“Con el paso del tiempo, el (anterior) sistema de justicia penal mostró claros signos de agotamiento, de manera marcada, ante un aumento de la violencia e inseguridad que se registró en el país durante la primera década de este siglo”, afirmó Peña Nieto, quien defendió que este es un momento “histórico” para el país.

Señaló que, desde que comenzó la transición progresiva hacia la nueva normativa, “las procuradurías y fiscalías han emprendido un ambicioso proceso de modernización y reestructuración interno para estar a la altura de esta transformación”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus