•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Maestros mexicanos del sureño estado de Oaxaca contrarios a la reforma educativa mantuvieron ayer enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en los que se emplearon gases lacrimógenos, piedras y cohetes, y que dejaron un saldo de, al menos, tres personas fallecidas, según las autoridades.

El Gobierno de Oaxaca, a través de un comunicado enviado por la Secretaría de Salud estatal, confirmó que hay tres muertos y 45 personas lesionadas durante los hechos violentos ocurridos en el municipio de Asunción Nochixtlán.

Este enfrentamiento comenzó cuando las fuerzas de seguridad federales y estatales pusieron en marcha un operativo para desalojar el bloqueo de los maestros de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en la carretera federal Oaxaca-Puebla.

El coordinador de la Comisión Política de la Sección 22, Juan García, identificó a dos de los fallecidos como Andrés Aguilar, de 23 años, y Yalid Jiménez, de 28 años.

Decenas de heridos 

Durante el choque, que duró más de dos horas, se han reportado decenas de heridos por pedradas, golpes de los cohetones y armas de fuego.

La Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca indicó en las redes sociales que seis policías fueron "lesionados por arma de fuego". Uno de estos policías se encuentra "en código rojo por traumatismo craneoencefálico", según el reporte de Protección Civil.

Según fuentes estatales, hay 21 personas detenidas, pero la CNTE eleva esta cifra hasta la centena. Los maestros incendiaron un camión para impedir el avance de las fuerzas federales y estatales, y usaron cohetones con latas de refresco que al interior tenían clavos y pedazos de vidrio; también se registraron disparos de armas de fuego por parte de los policías. Tras el choque entre policías y maestros algunas ambulancias llegaron al lugar para atender a los heridos y trasladarlos a hospitales de la ciudad de Oaxaca. Los que presentaban un estado más grave fueron trasladados en ambulancia aérea.

Los maestros se reagruparon poco después del desalojo para realizar un nuevo bloqueo en la misma zona.

También impidieron la circulación en la carretera federal en una caseta de cobro de Caminos y Puentes Federales (Capufe), en Huitzo, y volcaron dos vehículos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Los docentes instalaron otro bloqueo en Hacienda Blanca, donde cargaron un camión con llantas para incendiarlas y se prepararon para otro posible enfrentamiento con las fuerzas de seguridad.

En declaraciones a medios, García aseguró que, "naturalmente", los bloqueos y protestas continuarán en el estado, y exigió que el gobierno mexicano abra una mesa de diálogo con los maestros para debatir la reforma educativa de 2013.

En la noche del sábado también se dio otro violento enfrentamiento entre policías y maestros de la CNTE en el municipio de Salina Cruz, en la región del Istmo de Tehuantepec, localidad en la que se encuentra la refinería Ing. Antonio Dovalí Jaime, de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

La CNTE, una poderosa agrupación gremial con cerca de 200,000 afiliados en todo el país pero que es especialmente fuerte en los estados del sur, se opone a la evaluación obligatoria del personal docente incorporada en la reforma educativa de 2013, que puso fin a una serie de privilegios sindicales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus