•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La virtual candidata demócrata a la Presidencia de EE.UU., Hillary Clinton, hará campaña por primera vez el próximo lunes con la senadora Elizabeth Warren, una abanderada del progresismo en el país y que tiene opciones de convertirse en su compañera de fórmula presidencial para las elecciones de noviembre.

En un mitin en Cincinnati (Ohio) el lunes 27 de junio, Clinton y Warren "hablarán sobre su compromiso compartido con un Estados Unidos que sea más fuerte, unido, y una economía que funcione para todos, no solo los más ricos", anunció este miércoles la campaña de Clinton en un comunicado.

El apoyo de Warren, cuyo discurso es muy similar al del senador Bernie Sanders -rival de Clinton en las primarias demócratas-, puede ser clave para que la ex secretaria de Estado conquiste a ese sector progresista del partido y venza, por tanto, al magnate republicano Donald Trump en las urnas.

Hace dos semanas, cuando Clinton alcanzó la cifra de delegados necesaria para convertirse en la candidata demócrata, Warren anunció oficialmente su apoyo a la ex primera dama y se comprometió a trabajar con ella para evitar una Presidencia de Trump.

Según informaron esta semana numerosos medios estadounidenses, Clinton ha reducido la lista de posibles aspirantes a la vicepresidencia por el partido demócrata a tres candidatos: Warren, el senador por Virginia Tim Kaine y el secretario de Vivienda de EE.UU., Julián Castro, de origen mexicano.

Elegir a Warren, conocida por su impetuoso discurso contra la desigualdad económica y los abusos de Wall Street, le permitiría tender la mano a los votantes de Sanders e inyectar energía a una candidatura, la de Clinton, que no genera demasiado entusiasmo en buena parte del electorado.

Pero optar por la senadora por Massachusetts significaría presentar a los estadounidenses una candidatura demócrata formada por dos mujeres, algo que algunos en el partido consideran demasiado audaz, y dejar libre en el Senado un asiento que pueden recuperar los republicanos.

Todo depende, además, de los planes de Warren para su propia carrera, dado que muchos confían en que se presente algún día a la Presidencia, y comprometerse con Clinton podría perjudicar su imagen de política alejada del aparato del partido.

Desde hace meses, Warren se ha convertido en una de las mayores críticas de Trump en el Partido Demócrata, lanzando encendidas discusiones por Twitter con el magnate republicano y censurándolo en discursos y videos difundidos en las redes sociales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus