•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La oposición venezolana ratificó hoy que todos los pasos que da tienen como norte el referendo para revocar el mandato del presidente, Nicolás Maduro, ya sea a través de sus voceros parlamentarios o de sus dirigentes, aunque estén privados de libertad.

El alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, preso desde febrero de 2015, difundió este sábado un mensaje en el que felicitó al pueblo venezolano por "la heroica jornada realizada esta semana" al señalar el esfuerzo que hicieron cientos de miles de ciudadanos para validar las firmas que activarán el referendo.

Este viernes se celebró la última de las cinco jornadas que estableció el Consejo Nacional Electoral (CNE) para validar las 1,3 millones de firmas que fueron aprobadas para que se cumpliera con el requisito de la confirmación del 1 % del Registro Electoral que apoya el inicio al revocatorio.

A lo largo de los cinco días, la oposición venezolana reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) denunció que el Poder Electoral, junto al partido de gobierno, puso obstáculos a este proceso de validación y por ello solo pudieron ser verificadas poco más de 400.000 rúbricas que de igual forma superan el 1 % requerido.

Lea: EEUU reafirma su apoyo al referendo revocatorio en Venezuela

Ahora la oposición espera pasar sin problemas a la fase de condiciones establecidas en la Constitución y que implica la captación de la voluntad del 20 % del Registro Electoral que equivale a unas 4 millones de personas.

En su mensaje de hoy, Ledezma difundió una serie de orientaciones para lograr la activación del referendo en el que pide identificar y sortear los obstáculos, así como la incorporación de todos los sectores opositores.

"Necesitamos atender todas las argucias que maliciosamente pretenderá aplicar el régimen, desde el CNE, para boicotear el cumplimiento de las nuevas etapas del Referéndum Revocatorio", dijo el alcalde que se encuentra bajo arresto domiciliario.

En este punto Ledezma, acusado de conspirar contra el gobierno de Maduro, mencionó las "normas sobrevenidas insospechadas" del CNE como la exigencia del 1 % lo que calificó como "un tributo pagado para saber a qué atenernos".

El alcalde señaló que los próximos pasos que se deben cumplir para activar el revocatorio están en manos de la MUD y apuntó que "lo prioritario" es asegurar que el CNE "emita la certificación de la eficacia de las firmas verificadas en el proceso de validación".

Te interesa: OEA, sin acuerdo por decisión sobre Venezuela

Indicó que "cuando se respete ese derecho se podrán abrir las puertas a la vía del diálogo" al que ha convocado el jefe de Estado con la ayuda de una comisión internacional de expresidentes y el apoyo de la Unasur.

Dijo que "también es fundamental abrir las puertas de un canal de apoyo humanitario para los venezolanos, coordinado por la ONU y dentro del país por los movimientos religiosos y ONG que cumplan tareas de prevención, capaces de llegar a todos los rincones de Venezuela con alimentos y medicinas".

Asimismo, el jefe de la bancada opositora del Parlamento venezolano Julio Borges, informó que desde la Cámara se levantará un informe con los abusos que sufrieron cientos de personas durante el proceso de validación de las firmas.

"Levantaremos informe de aquellos que no lograron validar, cada abuso quedará registrado", dijo Borges en su cuenta de Twitter tras señalar que de esta forma quedará constancia de todas las personas que quisieron realizar el trámite y no lo lograron.

Cientos de venezolanos han denunciado que durante el período de validación y al intentar cumplir con este trámite, fueron víctimas de vejámenes y malos tratos por parte del Poder Electoral, militares y supuestos chavistas.

Robos a los autobuses que trasladaban a los firmantes, así como la negativa a que personas sin pantalones o faldas largas pudieran validar fueron denunciadas por varios de los venezolanos que piden un revocatorio, según contaron algunos de los agredidos a Efe.

Entretanto, el presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, se quejó hoy de haber recibido un trato discriminatorio al arribar al aeropuerto internacional de su país proveniente de Washington donde, en compañía de otros diputados, apoyó en la OEA la aplicación de la Carta Democrática a Venezuela.

El legislador difundió en las redes sociales un vídeo en el que se observa cómo el equipaje de él, así como el de los parlamentarios opositores Luis Florido, William Dávila y Luis Padilla, son revisados minuciosamente pese a que la inmunidad parlamentaria de la que gozan debería evitarles el trámite.

Más tarde, Dávila dijo en un comunicado que el grupo de legisladores regresó a Caracas con el "compromiso mayor" de llevar adelante el revocatorio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus