•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los cuatro principales partidos políticos españoles intentan marcar su territorio pensando, sobre todo, en el día después.

Si de algo están convencidos los líderes del Partido Popular (PP, centroderecha), Mariano Rajoy; del PSOE (socialistas), Pedro Sánchez; de la coalición Unidos Podemos (UP, izquierda, comunistas incluidos), Pablo Iglesias, y de Ciudadanos (liberales), Albert Rivera, es de que para formar gobierno habrá que pactar.

El Parlamento que salga tras los comicios del 26-J puede ser tan complicado, si no más, como el formado después de las elecciones del 20 de diciembre de 2015, tras las que han pasado seis meses sin acuerdos y, por tanto, con un Gobierno en funciones.

Rajoy, presidente de este Ejecutivo provisional y cuyo partido aparece como el más votado en todas las encuestas, ha manifestado su intención de sentarse con el PSOE y con Ciudadanos tras conocer el veredicto de las urnas.

Aunque prefiere reuniones bilaterales, Rajoy, consciente de que habrá de sumar apoyos para poder seguir en el Gobierno, ha dicho: “Es evidente que tras el resultado electoral tendremos que hablar y la iniciativa la debe tener quien tenga más apoyos. Si yo soy el más votado, lo intentaré”.

SIN VETOS

Para ello hace falta que reciba el encargo de formar Gobierno por parte del rey Felipe VI, según prevé la Constitución española, y que se someta a la investidura, cosa que declinó tras los pasados comicios.

Entrevistado por el diario madrileño “El País”, el socialista o Sánchez promete “no vetar a ninguna fuerza del cambio”, si bien arremete contra el líder de Podemos por su “intransigencia” y por su “soberbia”.

Molesto por los intentos que hace el dirigente “podemita”, excomunista declarado, para presentarse hoy como socialdemócrata -seña de identidad del PSOE-, Sánchez afirma: “No voy a permitir que Iglesias manosee la socialdemocracia”.

  • Según las encuestas, el PP sería la fuerza más votada en las elecciones de hoy, seguido por Unidos Podemos y el PSOE pasaría, por primera vez desde que España recuperó la democracia, en 1977, al tercer lugar.

La coalición Unidos Podemos, una amalgama que incluye a Izquierda Unida, cuya fuerza central es el Partido Comunista y grupos nacionalistas de diferentes regiones españolas, se sitúa en el segundo lugar, tras el PP, según las encuestas. Sus dirigentes insisten en que el PSOE es su “aliado natural” y le piden sumar sus votos para lograr una mayoría parlamentaria en apoyo de un presidente que sería Sánchez o Iglesias, dependiendo de qué partido gane más escaños este domingo. El cuarto en liza, Ciudadanos, cree firmemente en un pacto que deje a Unidos Podemos al margen. Su líder, Albert Rivera, considera que un Ejecutivo del PP en solitario como fuerza más votada sería “un Gobierno débil” y que, además, “daría argumentos al populismo para que siga creciendo”.

En una entrevista a la emisora Onda Cero, Rivera apostó por crear, tras el 26-J, una mesa de negociación “a tres” que reúna al PP, al PSOE y a su partido para hablar sobre proyectos de gobierno antes de ocuparse de quién ocupa qué cargo.

“Los sillones -argumentó- no pueden ser el bloqueo de un país. Sería inadmisible decirle a los españoles que España se bloquea porque uno dice que no acepta que el otro esté en la mesa”, adujo Rivera.

Los dirigentes

Albert Rivera

El catalán Albert Rivera, líder de los liberales Ciudadanos, llega a la cita electoral con el objetivo de consolidar el salto a la política nacional que escenificó en los anteriores comicios y en los que se posicionó como cuarta fuerza política.

Pablo Iglesias

Tras consumar su anunciado “asalto” a la política española y convertirse en líder de la tercera fuerza nacional, Pablo Iglesias se enfrenta a las urnas respaldado por una coalición ampliada, Unidos Podemos, que se ve con posibilidades de superar a los socialistas y ser alternativa al gobernante PP.
 
Pedro Sánchez

Candidato del PSOE, echa mano de optimismo y, con una sonrisa por delante, recurre al corazón de los votantes socialistas para remontar los pronósticos de las encuestas, que sitúan a su partido en tercer lugar. Sánchez, economista madrileño de 44 años, se enfrenta a esta posibilidad después de haber sido el único candidato que se presentó al Congreso para ser elegido presidente del Ejecutivo.
 
Mariano Rajoy

El presidente del Gobierno español y líder del PP (centroderecha), Mariano Rajoy, presume de ser un hombre normal, aunque la principal característica que todos le atribuyen es la de inmutarse poco y tener mucha capacidad de aguantar embates. Hoy es de nuevo candidato de su partido a presidente del Gobierno en unas elecciones legislativas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus