ACAN-EFE
  •   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las autoridades de Honduras capturaron ayer al administrador de una empresa de transporte interurbano por su presunta vinculación con una red internacional de trata de personas, en el marco de una operación regional.

Se trata del hondureño Wilmer Francisco Cruz, quien fue detenido en el marco de la llamada operación "Mesoamérica", que desde ayer se ejecuta en cinco países de Centroamérica con el apoyo de Estados Unidos, Brasil, Colombia y México, dijo a periodistas el portavoz del Ministerio Público hondureño, Yuri Mora.

Cruz fue capturado en la empresa de Transporte Congolón, ubicada en Tegucigalpa, donde trabaja como administrador, tras presentar el Ministerio Público un requerimiento fiscal, señaló.

"A través de esta empresa supuestamente se movían algunos de los indocumentados que cruzaban por nuestro país, preferiblemente en los autobuses que circulaban de noche", explicó el portavoz judicial.

La empresa Congolón cubre rutas entre Tegucigalpa y otras ciudades hondureñas, así como entre la frontera con Guatemala y la ciudad mexicana de Tapachula, en el sureño estado de Chiapas.

Más de treinta

Cruz forma parte de un grupo de nueve hondureños, siete de ellos detenidos, que son acusados de asociación ilícita y tráfico ilícito de personas en perjuicio de la seguridad del Estado de Honduras, señaló la fuente.

Entre los otros detenidos también figuran tres empleados del Instituto Nacional de Migración, identificados como Elio Martín González, Fredy Fernando Bueso y Óscar Alfredo Flores, quienes recibían instrucciones de otros tres individuos a fin de que emitieran constancia en tiempo preferencial para inmigrantes.

En la operación regional han sido detenidas más de una treintena de personas que, al parecer, integran una red internacional de trata de personas.

Según fuentes judiciales centroamericanas, la red internacional reunía migrantes africanos y asiáticos en Dubai, donde les conseguían documentación para viajar por aire a Brasil, y les cobraban entre 7,000 y 25,000 dólares.

Desde suelo brasileño proseguían la travesía por tierra, mar y aire a través de Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Honduras Guatemala, México, hasta llegar a Estados Unidos, su destino final.

La región centroamericana sirve de puente para miles de migrantes ilegales que buscan llegar a Estados Unidos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus