•   Madrid  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La aerolínea española de bajo coste Vueling canceló este fin de semana decenas de vuelos, generando el caos en el aeropuerto de Barcelona e irritación en otros puntos de Europa, lo que llevó a las autoridades en España a amenazar con sanciones.

En pleno inicio de las vacaciones de verano, la línea aérea informó este domingo que canceló 14 vuelos, sobre todo en Barcelona, luego de haber eliminado otros 20 el sábado. Además, decenas de sus aviones sufrían retrasos de varias horas.

Ante la caótica situación, que dejó a centenares de personas en tierra, la Generalitat (gobierno regional catalán) afirmó este domingo que estudia sanciones contra la empresa, con sede en el aeropuerto El Prat de Barcelona, por donde mueve al 37% de sus pasajeros.

La Generalitat explicó en un comunicado que convocó a la directiva de Vueling a una reunión de urgencia el lunes para exigirle "un cambio de actitud" y soluciones a los problemas que afectan a los usuarios.

Cansados y frustrados, los pasajeros mostraban su indignación por la situación y se quejaban de la falta de respuesta ante sus reclamos.

Decenas de personas se agolparon este domingo para intentar cambiar sus vuelos ante las taquillas de Vueling en Barcelona, pero en otros puntos de Europa la situación no era muy diferente.

"Vengo a Milán una vez al mes aproximadamente a visitar a mi chica, y que me hagan perder el tiempo en el aeropuerto me irrita bastante", indicó a la AFP David Sánchez, de 24 años, que sufría varias horas de retraso en su vuelo de regreso de la ciudad italiana a Barcelona.

"En Vueling tienen puesto un contestador automático que dice que todos los agentes están ocupados, lamentable", señaló el analista de datos de marketing, al afirmar que se lo pensará dos veces antes de volver a adquirir un pasaje de la empresa low cost.

Alex Bellars, profesor de idiomas en Reino Unido, se perdió la fiesta por el 45 aniversario de bodas de unos amigos en París, luego de que Vueling le cancelara el viernes su vuelo a la capital francesa desde Londres.

"No he tenido respuesta a correos electrónicos ni a tuits, más allá de un mensaje automático de respuesta que no tiene información útil", señaló Bellars, de 44 años.

Disculpas y reembolso

Vueling, que se ha limitado a señalar que las cancelaciones se deben a "motivos operacionales", volvió este domingo a pedir disculpas y aseveró que la situación mejora.

"La compañía desea reiterar su mensaje de disculpas a todos los pasajeros que se están viendo afectados", indicó el director comercial de Vueling, David García Blancas, en apenas la segunda comunicación oficial emitida por la empresa desde que iniciaron los problemas el jueves.

"A lo largo del día de hoy la situación está mejorando y se está produciendo un menor número de retrasos", escribió.

Los viajeros con vuelos cancelados serán reubicados en otros aviones o se les reembolsará el importe del billete más los gastos adicionales en que hayan incurrido, aseveró García Blancas.

"Estamos trabajando al máximo nivel para solventarlo con la mayor brevedad posible, reforzando los turnos de trabajo y contratando servicios extra durante el fin de semana, especialmente en el área de Atención al Cliente", garantizó.

El sindicato que representa a los tripulantes de Vueling atribuyó la situación a la "mala praxis empresarial" y pobre planificación de la temporada estival, a su juicio muy ambiciosa con respecto a las capacidad de la empresa.

La huelga de controladores aéreos en Francia, uno de los principales destinos de Vueling, y otra de la empresa prestadora de servicios Swissport, en Barcelona, han sido señaladas también como factores de las dificultades.

Esta situación se produce en momentos en que España, tercer destino turístico del mundo, se encuentra en campaña para aumentar el número de visitantes.

Según su informe anual de gestión, Vueling transportó en 2015 unos 24,8 millones de pasajeros, un alza de 15% con respecto al año anterior.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus