•   París  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los servicios de inteligencia belgas, que estaban al tanto de que Salah Abdeslam, inculpado por los atentados del 13 de noviembre en París, pertenecía a círculos yihadistas, no transmitieron esta información a tiempo, informó un diputado francés de la comisión parlamentaria que investiga el ataque.

Salah Abdeslam, el único miembro con vida del comando yihadista responsable de los atentados del viernes 13 de noviembre en París, pudo salir de Francia y llegar a Bélgica pocas horas después del ataque.

Cuando fue controlado junto a dos personas por los gendarmes en la localidad de Cambrai, cerca de la frontera con Bélgica a las 09H10 del sábado, presentó sus propios papeles.

Los agentes lo retuvieron ya que había sido inscrito por las autoridades belgas en el Sistema de Intercambio de Datos Schengen por delitos comunes, pero después de media hora, el coche fue autorizado a continuar su camino.

"Los gendarmes franceses respetaron el procedimiento habitual, incluso fueron cautelosos, pocas horas después de los atentados, lo retuvieron más tiempo de lo que es habitual", explicó a la AFP el diputado socialista Sébastien Pietrasanta.

"Pero si entonces Salah Abdeslam estaba fichado por los servicios belgas como perteneciente a medios yihadistas, por qué esta información no figuraba en la ficha", se interrogó el ponente de la comisión parlamentaria que debe presentar sus conclusiones el martes.

Casi una hora después, las autoridades belgas informaron a sus colegas franceses que Abdeslam tenía un perfil sospechoso y los gendarmes recibieron una orden de detención, una vez que era demasiado tarde.

Detenido finalmente el 18 de marzo en Bélgica, después de más de cuatro meses de búsqueda, fue transferido a Francia dos meses después. Actualmente está en régimen de aislamiento en una prisión en las afueras de París.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus