EFE
  •   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de Bolivia, Evo Morales, llamó ayer "delincuente confeso" al periodista de la cadena CNN Fernando del Rincón, e insistió en que cometió un delito cuando entrevistó a un niño con el que se intentó suplantar a un supuesto hijo del gobernante, aunque ese material no se difundió.

"El periodista @soyfdelrincon sabía que no existía el niño. ¿Por qué no lo denunció en su momento? Como no denunció, es un delincuente confeso", dijo Morales en su cuenta de twitter @evoespueblo.

En otro tuit, agregó que el informador, de nacionalidad mexicana, al no haber comunicado el supuesto descubrimiento de la suplantación "cometió delito de trata y tráfico de personas y violó la ley de la niñez, con cárcel de 5 a 10 años en #Bolivia".

Morales considera que Del Rincón y CNN fueron parte de una supuesta conspiración e intento de "golpe mediático-político" porque no informaron de la falsedad montada con ese niño, un tema que ha afectado la imagen del mandatario desde febrero pasado.

El periodista de CNN rechazó hace unos días las acusaciones de conspiración contra Morales y alegó que en su investigación sobre el supuesto hijo del mandatario no encontró los elementos suficientes ni evidencias "para descartar o confirmar la existencia" del menor.

"En un acto responsable, ético, vertical y profesional, totalmente contrario a una conspiración, la decisión fue no transmitir los elementos de la misma (la investigación)", dijo el comunicador en un mensaje difundido por la web de su canal.

Llamarán a declarar a Del Rincón 

No obstante, el Fiscal General, Ramiro Guerrero, anunció que convocará a declarar a Del Rincón, que vive en Estados Unidos, y expresó su deseo de que el informador tenga "la voluntad de cooperar en el esclarecimiento de los hechos".

Según Morales, los delitos supuestamente cometidos por la cadena CNN y el periodista son apología pública de un delito, asociación delictiva, encubrimiento, complicidad y trata y tráfico de personas.

A pesar de que la entrevista al menor nunca se emitió, Morales acusa a CNN de no desmentir la existencia de su supuesto hijo.

La suplantación, según las autoridades bolivianas, fue organizada por la expareja del mandatario, Gabriela Zapata, que está en prisión, y tres abogados, uno de los cuales también está detenido, mientras que los otros dos supuestamente se fugaron a Perú.

Niño no existía

Tras haber informado durante varios meses que el hijo que tuvo con Morales en 2007 estaba con vida, Zapata terminó admitiendo hace poco que el niño no existía y dijo a las autoridades que el menor falleció en 2009, aunque no hay un certificado de defunción.

El mandatario ha defendido que él siempre dijo la verdad cuando informó de la muerte del menor tras haber nacido, si bien durante la controversia algunas autoridades incurrieron en contradicciones sobre la existencia del pequeño e incluso sobre su nacimiento.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, afirmó ayer en medios estatales que CNN se sumó al "cartel de la mentira", como llama a los medios bolivianos que trataron como noticia el caso.

Organizaciones nacionales e internacionales de prensa defendieron a los medios bolivianos acusados y pidieron que las acusaciones se traten en el marco de la Ley de Imprenta y no en normas 

penales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus