AFP
  •   Arabia Saudita  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Tres kamikazes se hicieron explotar el lunes en las inmediaciones de mezquitas de tres ciudades de Arabia Saudita, incluyendo la ciudad santa de Medina, y dejaron al menos cuatro muertos, en una desacostumbrada ola de violencia en este país.

Los ataques no han sido reivindicados, pero el modo en el que fueron perpetrados se asemeja al utilizado por el grupo yihadista Estado Islámico, responsable de varios ataques que han golpeado al reino en el último año.

Al principio de la tarde, se produjo una explosión fuera de la Mezquita del Profeta, en la ciudad santa de Medina, informó la cadena de noticias saudita Al Arabiya, que difundió imágenes de un aparcamiento en llamas y del cuerpo de al menos una persona en el suelo.

Más tarde, ministerio del Interior saudita indicó que en el ataque habían muerto cuatro agentes de seguridad y que cinco resultaron heridos.

"Las fuerzas de seguridad sospecharon de un hombre que se dirigía a la Mezquita del Profeta cuando estaba en el estacionamiento del lugar. Cuando intentaron detenerlo, se hizo explotar detonando un cinturón explosivo que portaba, lo que provocó su propia muerte y la de cuatro agentes", señalaron las autoridades en un comunicado.

La explosión tuvo lugar en el estacionamiento que tienen las fuerzas de seguridad fuera del templo, ubicado en la segunda ciudad santa más importante para los musulmanes, después de la Meca.

Otros dos atentados suicidas se produjeron este mismo lunes en otras dos ciudades del país.

En Qatif, una ciudad mayoritariamente chiita, en el este de Arabia Saudita, un kamikaze se hizo explotar frente a una mezquita, sin causar víctimas, informaron a la AFP testigos.

"Era un kamikaze, vi su cuerpo destrozado", indicó un lugareño.

La ola de atentados comenzó al amanecer, con un ataque al frente al consulado estadounidense en la ciudad de Yedá, a orillas del Mar Rojo.

De acuerdo con el comunicado oficial del ministerio del Interior, dos agentes de vigilancia sospecharon de un individuo que estaba en un automóvil en el aparcamiento del hospital Suleiman Faqeeh, frente al consulado estadounidense, país que este lunes celebra el aniversario de su independencia.

Cuando los agentes se acercaron a investigar, "el hombre detonó el cinturón de explosivos en el interior del párking", indicó el comunicado.

Según precisó, ambos agentes resultaron levemente heridos en la explosión, ocurrida poco antes de la plegaria del alba.

Atentado fallido

El general Mansur Al Turki, portavoz del Ministerio de Interior, indicó en un comunicado que el kamikaze era un pakistaní de 30 años, Abdala Qalzar Jan, que vivía desde hace doce años en Yedá y trabajaba de chófer.

Sabq, una publicación cercana al gobierno, se refirió a "un atentado fallido".

Según Mansur Al Turki, "en el lugar se encontraron aparatos que no fueron detonados".

En Washington, un portavoz del Departamento de Estado declaró: "Estamos al tanto de la información sobre una explosión en Yedá, y trabajamos con las autoridades saudíes para recabar más información".

Desde finales de 2014, las fuerzas de seguridad saudíes y la minoría chiita del país han sido objeto de atentados reivindicados por la organización yihadista Estado Islámico.

En marzo de 2015 la Embajada de Estados Unidos permaneció cerrada varios días, al igual que los consulados norteamericanos de Yedá y Dhahran, en el este de Arabia Saudita, por motivos de seguridad que no se precisaron.

El líder del grupo EI, Abu Bakr al Bagdadi, ha instado a sus combatientes a atacar Arabia Saudita, que participa en la coalición liderada por Estados Unidos, que bombardea posiciones de los yihadistas en Irak y en Siria.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus