•   Jerusalén  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Autoridades edilicias anunciaron que construirán 560 viviendas en el asentamiento de Maale Adumim, al este de Jerusalén, que fue creado en 1975 y que cuenta actualmente con más de 37,000 habitantes.

En Ramala, sede de la Autoridad palestina, el jefe negociador palestino Saëb Erakat condenó esta medida a la que calificó de "verdadera ocupación" que "socava las esperanzas de una solución de dos Estados", uno palestino y uno israelí.

La medida fue anunciada ayer por la alcaldía de Maale Adumim, unos días después de que el Cuarteto internacional publicara un informe en el que exhortaba a israelíes y palestinos a renunciar respectivamente a la colonización y a la violencia, que según este minan las posibilidades de alcanzar la paz.

"Israel debe cesar la política de construcción y desarrollo de asentamientos, la asignación de tierras para uso exclusivo israelí y la negación del desarrollo palestino", estimaron en este informe Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea y la ONU, que forman el Cuarteto.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y su ministro de Defensa Avigdor Lieberman también aprobaron un proyecto de 240 nuevas viviendas en las colonias de Jerusalén Este, la parte de mayoría árabe de la ciudad, y de 600 viviendas para los palestinos en Beit Safafa, un barrio árabe de la ciudad, según medios de comunicación. 

Israel debe cesar la política de construcción y desarrollo de asenta-mientos, la asignación de tierras para uso exclusivo israelí y la negación del desarrollo palestino". Cuarteto Internacional

Las oficinas de Netanyahu y de Lieberman se negaron a hacer comentarios sobre el proyecto en Jerusalén Este y Maale 

Adumim. Unos 570,000 colonos viven actualmente en Cisjordania y en Jerusalén Este. La comunidad internacional considera ilegal la colonización, es decir la construcción de viviendas para civiles israelíes en los territorios palestinos ocupados o anexados desde 1967.

Medidas de retorsión 

La decisión de aprobar estas nuevas construcciones se tomó después de que varias voces pidieran una respuesta dura de Israel por una serie de ataques de palestinos en los últimos días en Cisjordania.

Una adolescente israelo-estadounidense de 13 años murió apuñalada el jueves por un palestino de 19 años en la colonia de Kyriat Arba, cerca de Hebrón, en Cisjordania. Un colono israelí de 18 años fue asesinado por un palestino que abrió fuego contra su vehículo al sur de Hebrón al día siguiente.

En respuesta, las autoridades israelíes han tomado varias medidas de retorsión, incluyendo el bloqueo de Hebrón y la reducción de las transferencias de impuestos a la Autoridad palestina. Estas medidas son, según el ejército, "las más substanciales en el terreno desde 2014". Los territorios palestinos, Israel y Jerusalén son presa desde octubre de una ola de violencia que se ha cobrado la vida de 214 palestinos, 34 israelíes, dos estadounidenses, un eritreo y un sudanés, según un recuento de la AFP.

El gobierno israelí votó el 19 de junio una "ayuda especial" de 16 millones de euros a las colonias de Cisjordania ocupada, en respuesta al "deterioro de la seguridad" en estos asentamientos. 

Unos días antes, el ultranacionalista Avigdor Lieberman, conocido por sus declaraciones anti-árabes, entró al gobierno como ministro de Defensa. Su nominación levantó preocupación entre la comunidad palestina. La Autoridad palestina la considera como "una verdadera amenaza de inestabilidad y extremismo en la región".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus