•   Berlín  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, elogió hoy a América Latina como un "paisaje de esperanza" en tiempos difíciles y destacó los ejemplos positivos que representan en el conjunto de la región el proceso de paz de Colombia y la apertura de Cuba.

"La política exterior actual no es nada fácil y las imágenes que cada noche nos traen los informativos a casa así lo muestran", dijo Steinmeier, en la conmemoración del centenario de la Asociación Empresarial Alemania para América Latina (LAV, en sus siglas en alemán), celebrada en su ministerio.

Pese a la situación de Venezuela y la crisis de Brasil, América Latina presenta en su conjunto un panorama de "consolidación", en un mundo sacudido por conflictos asimétricos y guerras no convencionales, prosiguió el ministro.

"Es una parte del mundo a la que podemos mirar con esperanza", insistió, para detenerse en el proceso de paz entre el Estado colombiano y la guerrilla de las FARC, así como la apertura de Cuba, "dos hitos para toda la región".

Steinmeier incidió así en el mensaje dejado en Alemania por el presidente argentino, Mauricio Macri, quien en sus dos días de visita oficial invitó reiteradamente sus interlocutores, tanto del ámbito político como empresarial, a ver al conjunto de la región como una oportunidad, en medio del convulso panorama global.

En sentido parecido se pronunció asimismo Alicia Bárcena Ibarra, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para Latinoamérica y el Caribe de la ONU (CEPAL) e invitada de honor al acto conmemorativo de la LAV, organización fundada en 1916.

Como Steinmeier, Bárcena destacó el relanzamiento de las negociaciones entre Mercosur y la UE, tras años de estancamiento, y apuntó a que había ahora una "oportunidad realista" de que éstas culminen con éxito.

La representante de CEPAL correspondió a los elogios del ministro en dirección a América Latina invitando al conjunto de la región a relanzar también sus relaciones con la primera potencia europea.

"Alemania está en nuestros afectos", dijo, y por tanto es momento para "recrear de nuevo una relación profunda", por parte latinoamericana, hacia ese país europeo.

"Más que una época de cambios, vivimos un cambio de época", enfatizó Bárcena, quien enumeró el cúmulo de situaciones convulsas que azotan el mundo, en medio de un panorama de desaceleración del crecimiento económico asimismo a escala global.

"Alemania ha hecho grandes transformaciones, en el terreno ambiental, social y político", dijo, y corresponde a América Latina mirarse en ese espejo, añadió, para concluir con un "nos necesitamos, porque vivimos tiempos muy difíciles".

La LAV se ha consolidado en el panorama alemán como un foro empresarial de primer orden para los países latinoamericanos que buscan atraerse inversores de la potencia europea, con espíritu pragmático e independientemente de líneas políticas.

En los últimos años, asistieron como invitados de su tradicional "Día de América Latina" presidentes como el mexicano Vicente Fox, los uruguayos Tabaré Vázquez y José Mujica, la argentina Cristina Fernández de Kírchner, la chilena Michelle Bachelet y, el año pasado, el boliviano Evo Morales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus