•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El exprimer ministro británico Tony Blair defendió este miércoles su decisión de llevar al país a la guerra de Irak en respuesta a una investigación que le acusó de haber seguido ciegamente a Estados Unidos.

En una rueda de prensa, Blair amagó con pedir disculpas, pero luego insistió en que fue la decisión correcta.

"Expreso más pena, arrepentimiento y disculpas de lo que nunca llegaréis a saber o imaginar", dijo Blair, antes de matizar: "Creo que tomamos la decisión correcta. El mundo está mejor y es más seguro".

"Admito y asumo la responsabilidad de los errores en la planificación y el proceso. Acepto mi entera responsabilidad por aquellos errores, pero eso no es contradictorio con lo que digo, que creo que tomamos la decisión correcta", razonó.

"Volvería a tomar la misma decisión", insistió el político laborista, de 63 años.

LA INVESTIGACIÓN

Tras siete años de investigación, una comisión presidida por el funcionario jubilado John Chilcot determinó que Blair metió al país en la guerra sin haber agotado las otras opciones y sin un plan para administrar el país.

"Pese a las advertencias explícitas, las consecuencias de la invasión fueron subestimadas. La planificación y los preparativos para el Irak post-Sadam fueron totalmente inadecuados", explicó en Londres.

Según la investigación, Blair prometió al entonces presidente estadounidense George W. Bush seguirle "pasara lo que pasara", tan sólo un año antes del conflicto.

Las familias de los 179 soldados británicos fallecidos en Irak expresaron su "tristeza al descubrir que sus seres queridos murieron innecesariamente".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus