•   Varsovia, Polonia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los líderes de la OTAN aprobaron hoy formalmente en su primera jornada de la cumbre que se celebra en Varsovia el envío de cuatro batallones a Polonia, Estonia, Letonia y Lituania, así como asumir el mando y control del sistema de defensa frente a misiles balísticos.

"Hemos decidido reforzar nuestra presencia militar en la parte este de la Alianza con cuatro batallones en Polonia, Estonia, Letonia y Lituania sobre una base de rotación. Estos batallones estarán reforzados y multinacionales" y demostrarán "el vínculo transatlántico", declaró el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa al término de la reunión.

Además, anunció que los aliados declararon la capacidad operacional inicial de la defensa contra misiles balísticos, que pasará a estar "bajo el mando y control de la OTAN".

"Un ataque a un aliado será considerado como un ataque a todos", advirtió.

Por lo que respecta a los batallones, Stoltenberg confirmó que Canadá será la nación marco del que se despliegue en Letonia; Alemania, del de Lituania; el Reino Unido, del de Estonia, y Estados Unidos, del de Polonia.

"Celebro también que muchos otros aliados anunciaran que van a contribuir de diferentes manera", apuntó el político noruego.

En concreto, EEUU ha confirmado el envío de 1.000 militares a Polonia, y el Reino Unido de 500 a Estonia y de 150 a Polonia, mientras que España ha dicho que detallará próximamente su aportación.

Stoltenberg confirmó que habrá efectivos de estos batallones desplegados desde el próximo año.

Al mismo tiempo, indicó que los líderes aliados dieron luz verde al emplazamiento de una brigada marco multinacional en Rumanía compuesta principalmente por efectivos rumanos y búlgaros.

En paralelo, los líderes declararon la capacidad operacional inicial del sistema de defensa de misiles balísticos, de manera que las embarcaciones estadounidenses basadas en España, el radar en Turquía y la sede del interceptador en Rumanía "pueden ahora trabajar juntos bajo el mando y control de la OTAN".

"Lo que hacemos es enteramente defensivo, un escudo frente a ataques de fuera del área euroatlántica", comentó Stoltenberg, quien dejó claro que no supone "ninguna amenaza para la disuasión nuclear estratégica de Rusia".

Según precisó, Rusia "ha investido mucho en capacidades modernas de defensa durante muchos años, ha modernizado sus fuerzas y equipaciones y ha utilizado su fuerza militar contra una nación soberana en Europa, violando la integridad territorial y soberanía de Ucrania".

"Por eso hemos ampliado nuestra presencia en la parte este de la Alianza", declaró, a la vez que dejó claro que la OTAN no buscará en ningún caso el "enfrentamiento" con Moscú no una nueva Guerra Fría.

El secretario general aliado insistió en que "mantenemos nuestro interés en mantener diálogo con Rusia. Rusia no debe ser aislada".

"Necesitamos evitar cualquier falta de cálculo o accidentes en nuestras relaciones con Rusia", indicó, y recalcó que el próximo miércoles los embajadores aliados informarán a su homólogo ruso de las decisiones tomadas en este encuentro, en el Consejo OTAN-Rusia que ha sido convocado.

Los aliados también se comprometieron a "reforzar su capacidad para hacer frente a nuevas amenazas, como la guerra híbrida", dijo Stoltenberg.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus