•   Varsovia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los líderes de la OTAN aprobaron ayer formalmente en su primera jornada de la cumbre que se celebra en Varsovia el envío de cuatro batallones a Polonia, Estonia, Letonia y Lituania, así como asumir el mando y control del sistema de defensa frente a misiles balísticos.

"Hemos decidido reforzar nuestra presencia militar en la parte este de la Alianza con cuatro batallones en Polonia, Estonia, Letonia y Lituania sobre una base de rotación. Estos batallones estarán reforzados y serán multinacionales" y demostrarán "el vínculo transatlántico", declaró el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa al término de la reunión.

Además, anunció que los aliados declararon la capacidad operacional inicial de la defensa contra misiles balísticos, que pasará a estar "bajo el mando y control de la OTAN".

"Un ataque a un aliado será considerado como un ataque a todos", advirtió.

Por lo que respecta a los batallones, Stoltenberg confirmó que Canadá será la nación marco del que se despliegue en Letonia; Alemania, del de Lituania; el Reino Unido, del de Estonia y Estados Unidos, del de Polonia.

"Celebro también que muchos otros aliados anunciaran que van a contribuir de diferentes manera", apuntó el político noruego.

En concreto, EE.UU. ha confirmado el envío de 1,000 militares a Polonia, y el Reino Unido de 500 a Estonia y de 150 a Polonia, mientras que España ha dicho que detallará próximamente su aportación.

Stoltenberg confirmó que habrá efectivos de estos batallones desplegados desde el próximo año.

Al mismo tiempo, indicó que los líderes aliados dieron luz verde al emplazamiento de una brigada marco multinacional en Rumanía compuesta principalmente por efectivos rumanos y búlgaros.

En paralelo, los líderes declararon la capacidad operacional inicial del sistema de defensa de misiles balísticos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus