•   Varsovia, Polonia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los líderes de la OTAN culminaron hoy su cumbre en Varsovia con medidas dirigidas a combatir el terrorismo y las oleadas migratorias irregulares que desestabilizan su flanco sur, después de aprobar en la primera jornada su refuerzo en el este frente a una Rusia más agresiva pero a la que no quieren aislar.

La cumbre, celebrada precisamente en la ciudad donde se firmó el pacto que lleva su nombre y que rubricó la asistencia mutua entre las repúblicas soviéticas en la Guerra Fría, se caracterizó por la concreción de medidas para adaptar la defensa de la Alianza ante nuevos retos tanto en el este como en el sur.

"Es importante no exagerar los riesgos y amenazas a los que nos enfrentamos. Pero lo que vemos hay menos previsibilidad, más incertidumbre y una Rusia más autoritaria que ha incrementado sustancialmente sus capacidades militares", indicó el secretario general aliado, Jens Stoltenberg.

Los líderes decidieron que la OTAN, que no participa como organización en la coalición internacional que combate al grupo terrorista del Estado Islámico (EI) en Siria e Irak, ponga a su disposición aviones de vigilancia Awacs para que compartan información.

También acordaron extender a Irak la formación que actualmente proporcionan a oficiales iraquíes en Jordania, impulsar un nuevo "centro de fusión" de inteligencia en Túnez y apoyar a las fuerzas especiales operacionales tunecinas, además de continuar reforzando la cooperación con Jordania y con la preparación de apoyo a las estructuras de seguridad en Libia.

"La OTAN es una Alianza militar para la defensa colectiva y una Alianza expedicionaria para gestión de crisis. Ahora necesitamos convertirnos cada vez más en una Alianza de entrenamiento, para crear capacidades locales", subrayó Stoltenberg.

En esta cumbre los aliados también confirmaron la reconversión de la misión naval antiterrorista "Active Endeavour" en una operación de seguridad marítima más amplia, bautizada "Guardián del Mar".

Inspirados por la "eficaz" colaboración con la Unión Europea para combatir la inmigración irregular en el mar Egeo, los aliados decidieron que esa misión asista a la operación "Sofía" de la UE contra las mafias migratorias en el Mediterráneo central.

Este esfuerzo por "proyectar estabilidad" en la frontera sur de la Alianza completa la decisión de la primera jornada de la cumbre de incrementar la presencia militar internacional en el este de Europa con el envío de cuatro batallones a Polonia, Estonia, Letonia y Lituania, y de una brigada a Rumanía.

El presidente estadounidense, Barack Obama, que garantizó a Europa que podrá contar con Estados Unidos "en los buenos y malos tiempos", confirmó que esos batallones contarán con 4.000 soldados.

"La postura de la Alianza es estrictamente defensiva, no busca enemigos ni mantiene una postura agresiva. Pero toma medidas necesarias para la defensa de los aliados", indicó por su parte el presidente francés, François Hollande, quien especificó que la OTAN transmitirá ese mensaje a Rusia en la reunión de embajadores de las dos partes prevista para el próximo miércoles en Bruselas.

"Rusia no debe ser aislada", advirtió Stoltenberg.

Otro logro de la cita de Varsovia fue la firma de una declaración con la Unión Europea para coordinar más sus actividades y mejorar su cooperación ante amenazas híbridas y en ciberdefensa, seguridad marítima y refuerzo de capacidades de terceros países.

Además, esta fue la cumbre en la que los líderes aliados tuvieron la primera oportunidad de abordar juntos las consecuencias de la decisión del Reino Unido de salir de la UE, algo que Stoltenberg confió en que no afecte al "liderazgo" de ese país en la Alianza.

El primer ministro británico, David Cameron, insistió hoy en que la decisión de los británicos de marcharse de la UE "no significa que el Reino Unido vaya a dar la espalda a Europa en materia de seguridad".

Los líderes se emplazaron de nuevo a reunirse en 2017 en Bruselas con motivo de la inauguración de la nueva sede de la Alianza y para recibir al nuevo inquilino que habrá ya en la Casa Blanca.

El presidente polaco, Andrzej Duda, anfitrión de la cumbre, la calificó de "éxito" al haberse demostrado "la unidad, cohesión y solidaridad de los aliados", mientras que el ministro de Defensa del país, Antoni Macierewicz, destacó que el único incidente registrado fue el sobrevuelo en el espacio aéreo restringido por motivo de la reunión de cuatro drones que fueron "detectados y eliminados". 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus