•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las autoridades de Honduras han destruido desde 2014 al menos 127 pistas clandestinas que eran utilizadas por narcotraficantes, informó ayer una fuente oficial en Tegucigalpa.

El portavoz de la Fuerza de Seguridad Institucional Nacional (Fusina), Santos Nolasco, dijo a Acan-Efe que la mayor parte de las pistas han sido destruidas en el departamento de Gracias a Dios, en el Caribe, fronterizo con Nicaragua.

Según Santos, el hecho de que en Gracias a Dios haya muchas planicies y poca población ha sido aprovechado por narcotraficantes que transportan droga desde Suramérica con destino final Estados Unidos.

Los últimos dos campos clandestinos de aterrizaje fueron destruidos el sábado pasado en los sectores de Ahuas y Brus Laguna (Gracias a Dios), añadió. Una de las pistas medía 1,000 y la otra 1,200, por 500 de ancho ambas, según Nolasco.

Aterrizajes nocturnos

Señaló que en otra pista recientemente destruida en Gracias a Dios las autoridades hallaron una sistema eléctrico para aterrizajes nocturnos y depósitos de combustible para avión.

El gobierno hondureño que preside Juan Orlando Hernández inició en 2014 una operación por aire, mar y tierra para frenar el tráfico de drogas, principalmente el aterrizaje de avionetas, lo que desde entonces se ha reducido casi a cero, según las autoridades del país centroamericano.

Desde hace varias décadas el territorio hondureño ha sido utilizado por narcotraficantes sudamericanos que envían droga a Estados Unidos, ilícito en el que han estado implicados políticos, policías, familias ligadas a carteles y empresarios, entre otros, algunos de los cuales han sido extraditados por Estados Unidos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus