elnuevodiario.com.ni
  •   Estambul  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La protección de los bienes culturales y arqueológicos de Siria, seriamente amenazados y muchos ya dañados por una guerra que dura ya cinco años, es un desafío para la Unesco, reunida en Estambul.

Los delegados coincidieron en que lo primero que haría falta es un registro exhaustivo de los bienes existentes en este país, que cuenta con 6 monumentos inscritos en la lista del patrimonio mundial, todos ellos ahora clasificados como en peligro, como las partes históricas de Damasco y Alepo o las ruinas de Palmira.

La delegación turca se ha comprometido a tomar medidas para impedir el tráfico de antigüedades sirias, una de las posibles fuentes de financiación de los grupos armados que combaten en Siria y una grave amenaza para el patrimonio arqueológico.

A partir del viernes próximo, en la reunión de la Unesco, que comenzó el pasado domingo y concluirá el 20 de julio, se examinará y debatirá la admisión de nuevos monumentos culturales o naturales en la lista del Patrimonio de la Humanidad, que actualmente abarca 1.031 objetos.

Hay 29 candidaturas, de las que 13 cuentan con la recomendación de Icomos y IUCN, organizaciones independientes que asesoran a la Unesco en estas decisiones.

Entre los candidatos 'recomendados' se halla el sitio de los dólmenes de Antequera en la provincia de Málaga, un monumento megalítico prehistórico, presentado por España.

Según fuentes de la Junta de Andalucía, se prevé la adopción del sitio como Patrimonio de la Humanidad para la tarde del viernes o la mañana del sábado, en un acto que contará con la presencia de la consejera de Cultura de la Junta, Rosa Aguilar.

También la candidatura de México, el Archipiélago de Revillagigedo, un ecosistema único de cuatro islas en el Pacífico al sur de California, tiene respaldo del IUCN.

Turquía presenta este año a las iglesias armenias de la ciudad medieval de Ani en Anatolia oriental, abandonada en el siglo XVIII, si bien la candidatura no cuenta con el apoyo necesario para su adopción inmediata.

Por otra parte, numerosas asociaciones de arquitectos, ecologistas y abogados turcos han convocado para el domingo un acto para denunciar que Turquía destruye importantes patrimonios culturales, como la antigua ciudad de Diyarbakir, el valle de Hasankeyf o partes históricas de Estambul, por intereses políticos o empresariales, sin que la Unesco tome cartas en el asunto.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus