elnuevodiario.com.ni
  •   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un manifestante murió hoy en la localidad de Duitama, en el departamento colombiano de Boyacá (centro), durante una protesta convocada por los camioneros que desde hace 36 días mantienen un paro en el país, denunció la Asociación de Transportadores De Carga (ATC).

El joven recibió aparentemente el impacto de un proyectil en el rostro cuando se encontraba en la vía Duitama-Tunja, capital de Boyacá, según fotos publicadas por la ATC en su cuenta de Twitter, donde apuntaron a la Policía Antidisturbios (Esmad) como presuntos responsables.

Mientras, las autoridades investigan si el hecho fue resultado de una posible manipulación de explosivos.

Horas antes, las autoridades locales decretaron un toque de queda para menores de edad y ley seca, entre otras medidas para reforzar la seguridad.

La muerte del joven, que es investigada por las autoridades, se produjo horas después de que el gobernador del departamento de Boyacá, César Andrés Amaya Rodríguez, sufriera un accidente de carretera en una de las vías afectadas por el paro en esa región.

El accidente de tráfico tuvo lugar en la vía Tunja-Bogotá, cuando el gobernador se dirigía hacia la Cámara de Comercio de Duitama para reunirse con los líderes del paro en la provincia de Tundama.

La Gobernación de Boyacá dijo en un comunicado que el accidente se produjo cuando al esquivar "las barricadas levantadas por los manifestantes" el autobús giró a la izquierda "y cerró el paso de los vehículos de la caravana oficial, motivo por el cual se produjo la colisión".

A raíz de este accidente, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, suspendió hoy las negociaciones con los dirigentes camioneros y ordenó incrementar el pie de fuerza en las carreteras.

"Quiero que militarice más las carreteras y capture a responsables de amenazas, pues no cederemos al chantaje", dijo Santos a su ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, en un acto en el departamento de La Guajira, en el norte de Colombia.

Después de conocer del accidente de Amaya, portavoces de los camioneros en protesta negaron su implicación en el choque, y aseguraron que no tenían un punto de concentración en el lugar donde sucedió el siniestro.

La protesta de los camioneros se inició hace 36 días y según el gremio se debe a supuestos incumplimientos por parte del Gobierno en temas relacionados con el costo del traslado de la carga, el precio de los combustibles y los peajes, entre otros asuntos.

Villegas señaló hoy que "el nivel de agresividad de esta protesta subió notoriamente" en los últimos días, al tiempo que dio cuenta de "doce intentos de bloqueo en distintas regiones del país", así como de cuatro detenidos y dos policías heridos.

Por su lado, el presidente de la Asociación Colombiana de Camioneros, Pedro Aguilar, amenazó hoy con dejar a Bogotá desabastecida, a lo que Villegas respondió que el Gobierno no aceptará "amenazas de nadie".

Entretanto, la Defensoría del Pueblo de Colombia advirtió en un comunicado que se mantendrá apartada de las negociaciones para solucionar el paro camionero si persisten las acciones al margen de la ley y el cruce de declaraciones entre las partes en conflicto.

La Defensoría añadió que verificará la presunta relación entre la protesta y situaciones particulares que comprometen la integridad de otras personas, e insistió en que circunstancias de esta naturaleza, sumadas al estancamiento del diálogo "generan más tensiones y prolongan un acuerdo absolutamente necesario".

Igualmente, manifestó que el paro deja "graves afectaciones" en 15 de los 32 departamentos del país.

Asimismo, llamó al Gobierno y a los líderes del paro camionero a actuar con "sensatez" y buscar sin más vacilaciones y de cara al país una salida inmediata

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus