•   París  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Salah Abdeslam, el único de los terroristas de los atentados del 13 de noviembre en París que está entre rejas, reclamó hoy ante la justicia administrativa francesa que se ponga fin al dispositivo de vigilancia del que es objeto, con cámaras que le filman de forma permanente en la celda.

Mediante un recurso por el procedimiento de urgencia ante el Tribunal Administrativo de Versalles, su abogado, Franck Berton, pidió que se suspenda ese dispositivo en respeto a la vida privada de Abdeslam, internado en la prisión de Fleury Mérogis, a las afueras de París.

Berton pretende, en particular, la anulación de las directivas del ministro francés de Justicia, Jean-Jacques Urvoas, con fecha de junio, en las que se fundamenta la vídeo-vigilancia, con la que formalmente se intenta evitar el suicidio o la evasión del presunto yihadista.

En total hay una docena de cámaras, dotadas de zoom para poder enfocar con precisión cualquier objeto, que durante las 24 horas del día están activas en la celda (incluido el baño).

El letrado se quejó de que todo ello se puso en funcionamiento sin tener en cuenta los derechos de su cliente, pese a las acusaciones en su contra y aunque esté detenido, como recoge el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Indicó que el estrés que genera en Abdeslam la supervisión ininterrumpida mediante cámaras puede ser contraproducente para el objetivo de evitar intentos de suicidio.

La decisión del tribunal debería producirse en un plazo de 48 horas, es decir, de aquí al viernes por la tarde local.

Urvoas avanzó hoy, en declaraciones al canal BFM TV, que se plegará a lo que dictaminen los jueces: "Como soy el ministro de la regla, el guardián de la ley y del derecho, haré exactamente lo que el tribunal decida".


"Si el tribunal me dice que lo que hice no tiene un fundamento jurídico satisfactorio, buscaré un fundamento satisfactorio mediante la ley", añadió el titular de Justicia, quien dio a entender su disposición a presentar un proyecto de ley para encuadrar el sistema de vigilancia del preso.

Después de haber sido el fugitivo más buscado de Europa, Abdeslam fue detenido el 18 de marzo en Bruselas y la justicia belga lo entregó a Francia el 27 de abril, cuando ingresó en Fleury Mérogis tras haber sido imputado por los atentados del 13 de noviembre, en los que murieron 130 personas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus