•   Montevideo  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un total de 764 tobilleras por violencia doméstica se han colocado en Uruguay desde que en 2013 se inició el sistema de verificación de presencia y localización de personas en casos de alto riesgo, informaron hoy fuentes oficiales.

El Ministerio del Interior del país suramericano detalló en una nota de prensa que durante el primer año de trabajo se realizaron 97 colocaciones, en el 2014 la cifra se elevó a 185 y en el 2015 se colocaron 279 dispositivos.

Actualmente existen 203 casos activos, 202 de hombres y uno de mujer.

El escrito destaca que este plan se implementa en los departamentos (provincias) de San José (suroeste), Montevideo (sur), Canelones y Maldonado (ambos al sureste) y que en la actualidad "se trabaja" para que este sistema se implemente en todo el territorio uruguayo.

Una vez que la Justicia dispone la colocación de una tobillera, la misma es realizada por la Dirección de Monitoreo Electrónico (Dimoe), quienes permanecen en contacto diario con la víctima y el agresor para aclarar si poseen dudas sobre el uso y funcionamiento del dispositivo, entre otras consultas.

Cada integrante de la Dimoe tiene a su cargo una determinada cantidad de casos, con los que trabaja sistemáticamente desde el inicio y hasta el fin de la medida.

Uno de los casos de mayor trascendencia en el país suramericano fue el del sirio Abd Hadi Omar Mahmoud Faraj, exreo de Guantánamo acogido en el país en 2014 como parte de un intercambio humanitario impulsado por el expresidente José Mujica (2010-2015).

En el mes de febrero la Justicia uruguaya determinó imponer una tobillera electrónica a este ciudadano luego de ser denunciado por su esposa por violencia doméstica.

La tobillera electrónica avisa a la Policía de si el portador viola la orden de alejamiento. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus