•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un tribunal en el estado mexicano de Jalisco emitió una orden de aprehensión contra el cantante Gerardo Ortiz, acusado de apología del delito por un vídeo musical filmado en una casa vinculada al Cártel Jalisco Nueva Generación, informó hoy el fiscal estatal Eduardo Almaguer.

Almaguer afirmó en conferencia de prensa que el productor del vídeo, grabado en diciembre de 2015, también tiene una orden en su contra. Sin embargo, el funcionario no proporcionó el nombre de este individuo.

"Se logró acreditar la responsabilidad de estas dos personas porque son ellos quienes, de acuerdo con las diligencias que llevamos a cabo, presumimos que fueron quienes elaboraron y diseñaron el contenido de este vídeo", anotó.

El fiscal explicó que hasta ahora se había mantenido en sigilo la orden de aprehensión, emitida por el Juzgado Segundo de lo Penal de Jalisco (oeste de México), pues la Fiscalía está en proceso de localizar a Ortiz y a su productor.

El delito del que se les acusa no es considerado grave, por lo que conlleva una sanción de uno a seis meses de prisión y es posible solicitar libertad bajo fianza.


El pasado 4 de abril, la Contraloría de la Fiscalía de Jalisco emitió una orden de presentación para Ortiz con la intención de indagar acerca de la producción del vídeo, por lo que el cantante acudió a declarar a esa instancia el 22 de abril.

El intérprete de música grupera grabó el vídeo de la canción "Fuiste mía" en una finca del municipio de Zapopan que en noviembre de 2014 fue escenario de una balacera y fue asegurada por la Policía Federal tras conocerse que era usada como casino clandestino.

Ese lugar era frecuentado por Daniel Quintero Riestra, alias "Danny Quintero", identificado como uno de los líderes del Cártel Jalisco Nueva Generación y quien se presume logró escapar el día del aseguramiento de la finca en 2014. Posteriormente fue detenido en el estado suroriental de Quintana Roo, en octubre de 2015.

Quintero Riestra estaría relacionado con dos homicidios, uno de ellos el del exsecretario de Turismo de Jalisco, Jesús Gallegos Álvarez.


El vídeo fue rodado en diciembre de 2015 pese a que la casa tenía sellos de clausura y el Ayuntamiento de Zapopan negó los permisos para utilizarla.

También causó polémica porque en las imágenes aparecen patrullas del Ayuntamiento de Zapopan, así como por incitar al feminicidio al contener escenas en que el protagonista tortura y prende fuego a una mujer.

En las diligencias de la Fiscalía se acreditó que cuatro policías municipales participaron en la grabación, sin permiso del Ayuntamiento. Uno de ellos fue detenido y los otros tres permanecen prófugos, indicó Almaguer.

La Fiscalía comprobó que el cantante y la empresa productora utilizaron recursos de procedencia ilícita, por lo que hay una averiguación paralela en curso en la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía nacional) por este delito y por presuntos nexos con la delincuencia organizada.

De acuerdo con información de la Fiscalía existen vínculos entre personas y empresas que son investigadas tanto en la averiguación por el caso del vídeo como en la de los hechos de noviembre de 2014.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus