•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El autor de la masacre de Niza, Mohamed Boulhel, que no estaba fichado como sospechoso de terrorismo, tenía varios procedimientos judiciales abiertos, aunque solo había sido condenado por primera vez en marzo pasado a una pena de seis meses de cárcel, por la que no tuvo que ingresar en prisión.

El ministro de Justicia, Jean-Jacques Urvoas, explicó en un comunicado que el Tribunal Correccional de Niza condenó el 24 de marzo a Boulhel a una pena exenta de cumplimiento, por un altercado en una disputa de tráfico.

Previamente, se le había impuesto un control judicial que cumplió en todos sus aspectos y que se levantó el día de esa sentencia.

Durante ese control judicial, abonó la fianza de 1.000 euros que se le había fijado, fue a las convocatorias que tenía cada semana en comisaría y no se acercó al hombre con el que tuvo en enero un incidente de tráfico, al que agredió lanzándole un objeto de madera.

El fiscal de París encargado del atentado, François Molins, informó en conferencia de prensa en Niza que este tunecino de 31 años tenía antecedentes policiales en Francia por diversos actos de violencia, amenazas, robo y otros delitos entre 2010 y 2016, pero solo una condena, y que nunca había ingresado en prisión.

Molins insistió en que no estaba fichado por los servicios secretos y que nunca había sido parte de informaciones que pudieran hacer pensar que era un radical.

Boulhel arrolló con el camión que conducía anoche a decenas de personas que habían asistido a los fuegos artificiales de la Fiesta Nacional francesa en Niza y disparó contra unos policías que intentaron detener su vehículo, y que finalmente lograron abatirlo.

La investigación abierta por la Fiscalía es por tres cargos: asesinatos e intentos de asesinato, intento de asesinato de personas dotadas de autoridad pública (los policías a los que disparó) y terrorismo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus