•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El intento de golpe de Estado en Turquía generó una ola de inquietud a nivel mundial, y desde Washington el presidente Barack Obama llamó a todas las partes a apoyar al gobierno “democráticamente electo” del presidente Recep Tayyip Erdogan.

Obama instó también a “dar muestras de contención y evitar violencia y derramamiento de sangre”.

Turquía es un socio militar clave para la OTAN y Estados Unidos. Desde las bases en ese país operan los aviones norteamericanos que bombardean posiciones del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, hizo un llamado a la “calma” y al “respeto total de las instituciones democráticas en Turquía”, un “aliado valioso”.

El intento de golpe también “inquieta extremadamente” a Rusia, que pidió evitar un baño de sangre.

“Seguimos de cerca los acontecimientos y nos coordinamos con los Estados miembros de la UE” frente al intento de golpe de Estado en un “socio clave”, señaló un comunicado conjunto del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, y el titular de la Comisión, Jean-Claude Junker.

“La UE apoya plenamente al gobierno democráticamente electo, a las instituciones del país y al estado de derecho”, señala el comunicado.

El portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert, reclamó el “respeto del orden democrático”, y el canciller francés, Jean-Marc Ayrault, destacó que “la población turca ha demostrado su gran madurez y su coraje comprometiéndose en favor del respeto de sus instituciones”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus