•   Miami, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La actriz mexicana Kate del Castillo señaló que ahora no entiende la "cacería" de la que es objeto por parte del Gobierno mexicano tras el encuentro que sostuvo con Joaquín el "Chapo" Guzmán el pasado octubre.

"Yo no cometí ningún delito, no tengo ninguna cola que me pisen. Yo jamás recibí dinero del señor (Guzmán)", señaló la actriz en una entrevista que concedió al periodista Jorge Ramos para la cadena Univisión.

La mexicana ha estado bajo el ojo del huracán desde la publicación de una entrevista hecha por el actor estadounidense Sean Penn para la revista Rolling Stone que reveló que en octubre pasado tanto el intérprete como Del Castillo se reunieron con el narco en México cuando el capo todavía estaba prófugo.

Del Castillo confesó tener "pánico de regresar a México", cuyo Gobierno la investiga por lavado de dinero para determinar si recibió recursos del "Chapo" para la marca de tequila Honor del Castillo.

La actriz, quien afirmó no tener en la actualidad ningún tipo de contacto con el narcotraficante, reveló que ha solicitado hasta cuatro amparos judiciales y espera que las autoridades mexicanas determinen su inocencia, y que mientras tanto no piensa visitar su país de origen.

"La pura experiencia de haber estado ahí fue una experiencia de vida porque pensé que me iba a morir y eso te cambia", declaró la interprete, tras confesar los temores que sintió durante su encuentro con el narcotraficante, en medio de la sierra.

La mexicana reveló que tras la polémica suscitada ya no es la misma, que se ha vuelto un poco más ensimismada, confía menos en las personas y volvió a señalar que sintió que el actor estadounidense Sean Pean la traicionó, porque nunca supo que tenía previsto hacer una entrevista para la revista.

Del Castillo negó haber mantenido una relación sentimental con el jefe del Cartel de Sinaloa y reiteró que su único interés en ir a su encuentro fue hacerse con los derechos para hacer una película sobre su vida, lo cual ha quedado concretado en un poder elaborado por los abogados del narcotraficante.

Afirmó también que Guzmán no le dio ningún documento ni ninguna información por escrito respecto a personajes en México o sobre financiación de campañas a gobernadores o secretarios.

La mexicana se refirió a otros temas como la actual campaña electoral para elegir al próximo presidente de Estados Unidos, país donde reside desde hace más de una década, y manifestó que el virtual candidato republicano, Donald Trump, "es un peligro muy grande".

"De verdad que creo que nos hace falta levantar la voz, tenemos mucho miedo. Y la campaña de Trump está basada en el miedo", señaló la mexicana, quien ya utilizó su cuenta en Twitter, donde tiene más de tres millones de seguidores, para expresar su rechazo al magnate.

"Nos falta unión, como mexicanos, como latinos, salir y apoyarnos. Y creo que ahorita es cuando hay que salir y votar", agregó.

La mexicana confesó que tras la polémica de su encuentro, perdió algunos proyectos profesionales aunque tiene pendiente de estreno la serie para Netflix "Ingobernable".

El encuentro entre los actores y el "Chapo" contribuyó a la detención del narco el pasado 8 de enero y quien se halla en la actualidad en una prisión en el estado mexicano de Chihuahua. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus