EFE
  •   México  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al menos diez militares malienses murieron ayer y quince están desaparecidos tras los intensos combates registrados la mañana  de ayer con un grupo yihadista que tiene todavía tomada la ciudad de Nampala, en el centro del país, dijeron a Efe fuentes militares y médicas.

La zona, junto a la frontera con Mauritania, ha sido escenario de violentos combates entre las Fuerzas Armadas Malienses (FAMA) y los yihadistas de Bakaye Cissé, de la Alianza por la Salvaguarda de la Identidad Peuhl (grupo étnico negro del centro del país), que han reivindicado el ataque contra Nampala.

Hasta el momento, Nampala sigue todavía en poder de los rebeldes, y el presidente del país, Ibrahim Boubacar Keita, ha convocado al Comité de Defensa Nacional para estudiar las medidas ante un ataque que está entre los más graves de los registrados en los últimos meses.

Además de los muertos y desaparecidos, hay 22 militares heridos, mientras que por parte de los atacantes se desconoce el número de bajas, pero varios testigos afirmaron haber visto a los terroristas recoger numerosos cadáveres de los suyos en los vehículos "pick-up" con los que perpetraron el ataque a Nampala. Esta nueva alianza peuhl complica las cosas en el norte de Mali, donde hasta hace poco, eran los tuaregs (árabobereberes) los que hacían frente al Gobierno central de Bamako, apoyándose además en agravios históricos por un supuesto abandono de la parte norte del país por parte de la mayoría negra.

CRÍTICAS AL EJÉRCITO

La región donde se encuentra Nampala es muy abundante en escuelas coránicas donde estudian jóvenes que en los últimos tiempos se han radicalizado muy rápidamente y se han convertido al yihadismo siguiendo a líderes locales como el tuareg Iyad Ag Ghali (gran referente del yihadismo en todo el Sahel) o el peuhl Amadu Kouffa, quien también cuenta con un grupo armado a sus órdenes.

Según dijeron a Efe fuentes locales en Nampala, la amenaza sobre la ciudad ya era latente en las últimas semanas y el hecho de que se haya llevado a cabo ilustra, por un lado, la inoperancia delejército, y por otro, las complicidades con las que los yihadistas cuentan en la región.

El primer ataque tuvo lugar hacia las 5 de la madrugada (misma hora GMT), en primer lugar contra el cuartel de Nampala y posteriormente contra otras posiciones militares vecinas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus