•   Berlín  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La primera ministra británica, Theresa May, reiteró hoy ante la canciller alemana, Angela Merkel, que "brexit significa brexit", pero señaló que su país necesita preparar esas negociaciones y tener "claros" sus objetivos, por lo que no invocará el artículo 50 del Tratado de Lisboa antes de fin de año.

En rueda de prensa en Berlín en su primer viaje al extranjero como primera ministra, May aseguró que su país respetará mientras sea miembro de la UE "los derechos y obligaciones" que ello implica y garantizó que el "brexit" no significa alejarse de los socios europeos, con los que desea mantener relaciones "fuertes" y "constructivas".

Tras asumir que sus plazos no gustarán a todo el mundo, afirmó que su objetivo es trabajar para respetar la decisión de los votantes británicos, pero también los intereses de los socios europeos en beneficio de ambas partes.

"Quiero que el Reino Unido siga trabajando con nuestros socios europeos", afirmó May en referencia a la necesidad de enfrentar juntos retos como el crecimiento económico o la lucha contra el terrorismo.

La primera ministra británica asumió que negociar la salida de la UE exigirá tiempo y un trabajo "serio y detallado", pero se mostró convencida de que el proceso concluirá con éxito.


May reiteró en varias ocasiones su intención de trabajar con "espíritu constructivo" para negociar la salida ordenada de la UE y aseguró que Alemania seguirá siento un "socio vital y un amigo especial" para el Reino Unido.

Tras subrayar los lazos económicos que unen a los dos países, reconoció que "la naturaleza de su relación" cambiará con el "brexit", pero abogó por mantener la relación "más estrecha posible", como quieren los actores empresariales a ambos lados del canal.


Apostó también por trabajar junto a Alemania y el resto de socios comunitarios ante desafíos comunes como el conflicto ucraniano, la guerra siria o la crisis de los refugiados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus