•   BASE AÉREA DE ANDREWS, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Después de dos años de lucha contra el grupo Estado Islámico (EI), este miércoles comenzó en la Base Aérea de Andrews una reunión de los miembros de la coalición militar internacional para analizar el curso de la guerra, mientras el grupo yihadista intensifica sus ataques en el mundo.

A pesar de que el EI ha perdido terreno en Irak y en Siria, estas últimas semanas reivindicó mortales atentados en Niza, Estambul, Bagdad y Dacca, que dejaron centenares de muertos y heridos.

Y en Libia, la muerte de tres soldados franceses de las fuerzas especiales en misión contra "el terrorismo", anunciada el miércoles por París, viene a recordar que el grupo EI también está implantado en ese país de África del norte.

Esos ataques "serán evidentemente la primera preocupación de las discusiones", declaró Brett McGurk, el representante especial del presidente estadounidense, Barack Obama, en la coalición.

"Todos deberemos hacer más", recalcó el secretario de Defensa estadounidense, Ashton Carter, ante decenas de sus homólogos extranjeros reunidos en la base área de Andrews, en los suburbios de la capital federal, entre ellos el francés Jean-Yves Le Drian.

"Tenemos que asegurarnos" de que las fuerzas iraquíes y los grupos sirios aliados de la coalición "tengan lo necesario para ganar la batalla" contra el yihadismo y luego "reconstruir y gobernar sus territorios", insistió el jefe del Pentágono.

Haciéndose eco de las declaraciones del primer ministro francés, Manuel Valls, quien predijo "otros atentados" y "otros inocentes muertos", McGurk también advirtió durante una conferencia telefónica que "nadie puede decir que esos ataques se detendrán". "Desgraciadamente, pienso que habrá otros", lamentó el diplomático estadounidense.

NO ESTÁN ACABADOS

Según el experto Michael Weiss, "el EI está golpeado pero no acabado". La organización extremista "perdió su capacidad de conservar grandes parcelas de territorio, pero no perdió su capacidad de realizar ataques (...) oportunistas", resume este especialista del centro de reflexión Atlantic Council en Washington.

Según Washington, el EI perdió en Irak y en Siria respectivamente cerca del 50% y entre el 20% y el 30% de los territorios que había conquistado en 2014.

En Irak, tras la reconquista del bastión sunita de Faluya por las fuerzas iraquíes, la coalición se propone arrebatarles a los fundamentalistas islámicos la gran ciudad del norte del país, Mosul.

"Fortaleceremos los recursos de la coalición", aseguró Valls el martes de noche en París. El portavoz estadounidense de la coalición, Peter Cook, también reclamó que "se acelere el esfuerzo" contra el EI.

Pero Michael Weiss duda de que Mosul y Raqa, la "capital" del autoproclamado califato en Siria, vayan a ser "recuperadas" antes de que Obama concluya su mandato en enero.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus