•   Cleveland, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Bella e inteligente, Ivanka es la hija favorita de Donald Trump, y una de sus armas más eficaces en la campaña, al punto que hasta los adversarios más feroces del candidato Republicano tienen poco para decir contra ella.

Hija de Trump con su ex esposa Ivana, es ella quien a los 34 años presentará este jueves al candidato republicano a la presidencia de la república antes de su discurso de aceptación de esa responsabilidad, en la convención del partido en Cleveland.

Y si hay alguien que puede ayudar a Trump a conquistar votos en el electorado femenino, mayoritariamente hostil al millonario, es ella.

El martes, Ivanka estaba presente en la convención en Cleveland junto a su hermana Tiffany y sus hermanos Donald Jr. y Eric, para acompañar la votación que selló la nominación de candidato presidencial de su padre.

"Es irreal, ¡estoy tan orgullosa de mi padre!", dijo Ivanka, visiblemente emocionada, mientras se alisaba los largos cabellos rubios en el inmenso complejo polideportivo donde se realiza la reunión.

Madre de tres niños, casada con el promotor inmobiliario Jared Kushner por quien ella se convirtió al judaísmo, Ivanka es vicepresidenta de desarrollo y adquisiciones de las empresas de su padre, las Organizaciones Trump.

Diplomada en economía y activa empresaria, es también creadora de una línea de ropa y accesorios femeninos, y además administra un sitio web donde ofrece consejos para mujeres que trabajan.

Brillante, elegante y de hablar pausado, esta neoyorquina está presente de forma casi permanente en la campaña de su padre, aunque hasta hace muy poco era amiga de Chelsea Clinton, hija de quien deberá ser la adversaria de Trump en la campaña electoral.

Ivanka habla en algunas reuniones y defiende a su padre cuando éste es criticado. En mayo generó un revuelo cuando afirmó que su padre tenía un "respeto total por las mujeres".

Diversas fuentes indican que ella tuvo un papel activo en la elección del candidato a vicepresidente, y el senador Bob Corker incluso llegó a decir que la propia Ivanka sería una aspirante formidable para ese cargo.

Prácticamente todos la ven desempeñando un rol importante en un eventual gobierno de Trump.

Unificadora

Pero antes de eso, Ivanka tiene el papel fundamental de atraer al electorado femenino, ya que de acuerdo con un reciente sondeo solamente el 34% de las mujeres apoyan a Trump.

Este jueves ella deberá narrar las habilidades y cualidades de su padre, a quien define como un trabajador incansable, un hombre atento, que impulsa a las personas, y exigente con sus hijos a pesar de estar poco presente.

"Es divertido, tiene un gran sentido del humor. Era muy exigente con nosotros. Tenía grandes ambiciones para nosotros, y creo que no ha empujado a perseguir nuestras pasiones", dijo ella el miércoles a la red CNN.

De su padre, ella dice que tiene la ambición, pero no la impulsividad ni la violencia. "Los Trump jugamos para ganar", dijo.

¿Y él la escucha? "A veces sí, a veces no, y a veces apenas por un breve período", apuntó. "Al final, toma sus propias decisiones", dijo Ivanka.

Principal unificadora del equipo, a Ivanka le gusta mostrar la imagen de una familia perfectamente unida, a pesar de los tres casamientos de su padre.

Ivanka, por ejemplo, fue la primera en defender a la actual esposa de Trump, Melania, a raíz de la espectacular polémica por su discurso con frases enteras tomadas de una alocución leída por Michelle Obama hace ocho años.

Melania, de 46 años, ha estado poco presente en la campaña de su marido.

"Melania es una madre increíble", dijo Ivanka a una revista recientemente. "Es raro que la esposa de un candidato no participe de la campaña todos los días. Ella tomó esa decisión y yo la respeto completamente, ya que es madre de un hijo pequeño, que precisa de estabilidad y rutina", apuntó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus