•   Miami, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Dos de los heridos de la matanza ocurrida en la discoteca gay Pulse de Orlando, en la que fallecieron el pasado 12 de junio 49 víctimas, fueron dadas de alta, por lo que solo sigue ingresado un paciente, que se mantiene en estado crítico, informaron hoy autoridades sanitarias.

El grupo Orlando Health, organización administra el Centro Médico Regional, al que fueron derivados la mayoría de los heridos del peor tiroteo en la historia de EE.UU., señaló hoy que 34 de los pacientes que salieron con vida de las primeras horas tras la matanza ya han sido dados de alta.

De acuerdo con la red de hospitales, desde que ocurrió la matanza, del total de 44 heridos que recibieron, 9 fallecieron poco después de llegar al centro médico, que en total ha practicado 71 cirugías a raíz del suceso.

Los dos pacientes que recibieron el alta están en fase de rehabilitación, indicó Orlando Health.

Las autoridades estadounidenses aún investigan los motivos que llevaron a Omar Seddique Mateeen, un estadounidense de 29 años de origen afgano, a matar a 49 personas durante la Noche Latina que celebraba la discoteca Pulse y a la que entró armado con un fusil de asalto y una pistola automática.

La pasada semana, una fuente del Buró Federal de Investigaciones (FBI) señaló al diario Washington Post que la agencia no ha hallado evidencias de que la discoteca fuera objetivo del autor de la matanza, quien murió abatido a tiros cuando la Policía se enfrentó a él.

Tras más de un mes del tiroteo, las autoridades no han encontrado evidencias hasta ahora de que Mateen fuese homosexual o que su ataque estuviera motivado por la homofobia, según este rotativo.

La mayoría de las 49 víctimas de la matanza fueron de origen hispano, especialmente puertorriqueños (23).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus