•   Cleveland, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El nominado republicano a la Presidencia de EEUU, Donald Trump, denunció ayer en su discurso de aceptación de candidatura que su rival demócrata, Hillary Clinton, dejó un legado de "muerte, destrucción y debilidad", tras su paso por el Gobierno como secretaria de Estado.

"El legado de Hillary Clinton no tiene que ser el de Estados Unidos. Los problemas a los que nos enfrentamos ahora -pobreza, violencia en casa, muerte y destrucción en el extranjero- continuarán siempre que mantengamos las mismas políticas que los crearon", aseguró Trump en la Convención Nacional Republicana en Cleveland.

  • "Somos mejores que eso", tuiteó Hillary Clinton durante el discurso de Trump.

Trump arremetió contra la campaña de Clinton por ser un "títere" de "los grandes negocios, la élite mediática y los grandes donantes", y ser representativa de un "sistema trucado".

"El mensaje de Hillary Clinton es el de que las cosas nunca cambiarán. Mi mensaje es que las cosas tienen que cambiar y lo tienen que hacer ahora mismo", remarcó el magnate multimillonario.

En su alocución, Trump criticó las propuestas y el legado de Clinton en política exterior, inmigración, comercio, educación y protección del derecho a portar armas.

"Mi oponente, por otro lado, quiere dejar a los mineros y los trabajadores del acero de nuestro país sin trabajo. Eso nunca pasará cuando yo sea presidente", agregó el candidato, que no llamó a la ex secretaria de Estado "Clinton la deshonesta", como se refiere a ella en sus mítines.

Asimismo, Trump cargó contra el uso que Clinton hizo de sus comunicaciones electrónicas cuando era secretaria de Estado, algo que pudo poner en peligro documentos clasificados y que el FBI consideró que no requiere la apertura de un proceso judicial.

El empresario neoyorquino declaró que el manejo de la aspirante demócrata de un servidor privado para comunicaciones oficiales es equivalente a "una corrupción que ha alcanzado niveles nunca vistos antes".

El magnate oficializó además su propuesta estrella, la construcción de un muro en la frontera con México, en su discurso de aceptación como candidato republicano a la Casa Blanca, poco más de un año de lanzar esa controvertida idea en la presentación de su insólita campaña.

"Vamos a construir un gran muro para poner fin a la inmigración ilegal, para poner fin a las pandillas y a la violencia, para impedir la entrada de droga", afirmó Trump en un discurso que cerró la Convención Republicana de Cleveland (Ohio, EE.UU.).

De este modo, el multimillonario formalizó como propuesta electoral el mensaje estrella con el que arrancó el 16 de junio de 2015 su histórica campaña, que ha roto todos los esquemas de las elecciones estadounidenses.

"He sido honrado con el apoyo de la Patrulla Fronteriza (exactamente por un importante sindicato del cuerpo, no por todo el conjunto), y trabajaré directamente con ellos para proteger la
integridad de nuestro sistema migratorio", indicó hoy el magnate.

"Poniendo fin a la política de detención-liberación en la frontera, pondremos fin al ciclo del tráfico humano y la violencia.

Caerán las entradas ilegales al país. La paz será restablecida. Haciendo cumplir las leyes a los millones de personas que se quedan más del tiempo que permiten sus visas, nuestras leyes por fin recibirán el respeto que merecen", agregó.

El magnate prometió, además, que el mismo día después de que él sea elegido presidente de los estadounidenses "se despertarán en un país donde las leyes se hacen cumplir".

"Vamos a ser considerados y compasivos con todo el mundo. Pero mi mayor compasión será para nuestros luchadores ciudadanos. Mi plan es exactamente el opuesto de la política migratoria radical y peligrosa de Hillary Clinton. Los estadounidenses quieren un respiro de la
inmigración incontrolada", dijo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus