•   Los Ángeles, EE.UU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al menos una persona murió y 18 casas fueron destruidas debido al incendio incontrolado que se registra en el valle de Santa Clarita, en el norte de Los Ángeles (California, EE.UU.), que ya ha arrasado 8,900 hectáreas.

Las autoridades confirmaron en una conferencia de prensa la muerte de una persona en el incendio, después de que, en la noche de este sábado, anunciaran que estaban investigando la aparición de un muerto en la zona del incendio, al parecer una persona que vivía en una de las viviendas arrasadas por el fuego.

El fuego en el valle de Santa Clarita, que ha sido controlado en tan solo un 10 por ciento dos días después de haberse declarado, amenaza a al menos 1,500 hogares de la zona, lo que ha obligado a evacuar cientos de viviendas.

Los edificios destruidos o afectados por el incendio se encuentran localizados en el llamado Bear Divide y el Cañón Sand, informó el Departamento de Bomberos del condado de Los Ángeles en su página de Facebook.

El incendio es combatido por unos 1,600 agentes y 122 vehículos del Cuerpo de Bomberos, cinco excavadoras y quince helicópteros.

Las evacuaciones afectan hasta ahora a los residentes de los cañones de Sand y Placerita, indicó el Departamento de Bomberos del condado.

El fuego con foco en Sand se originó en la tarde del viernes. Durante ese día, las llamas ardían en zonas sin casas a su alrededor hasta el sábado por la tarde, cuando el viento provocó que se extendieran desde la zona noroeste hasta el suroeste.

Al menos 17 casas han quedado destruidas por las llamas en las zonas de Sand Canyon, Bear Divide y Little Tujunga, según Marc Peebles, del centro de atención de incidentes del sur de California.

POR SEQUÌA

El incendio se ha extendido a gran rapidez por “el calor excesivo, la baja humedad y el terreno escabroso”, sostuvo el supervisor del condado de Los Ángeles, Michael Antonovich.

El hecho de que las llamas se propagaran por laderas escarpadas y barrancos profundos ha complicado labor de extinción a los bomberos, observó Daryl Osby, jefe de ese cuerpo en el condado de Los Ángeles.

“Este es el quinto año de sequía. Esa es la razón por la que ha ido a más de la noche a la mañana”, valoró.

El humo y las cenizas han llegado a zonas como Beverly Hills, West Hollywood y Santa Mónica (situadas a unos 50 kilómetros al sur del origen del fuego) y ha obligado a que el condado advierta sobre la calidad del aire.

En sus recomendaciones, se avisa a la población de evitar hacer ejercicio físico “vigoroso” al aire libre y se aconseja a los ancianos, niños pequeños y personas con problemas respiratorios que permanezcan en sus casas.
 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus