•   Lima  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El nuevo presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, es un experimentado tecnócrata que, tras ser ministro en tres ocasiones, dirigirá al país hasta el bicentenario de su Independencia, en un período de cinco años en el que necesitará entenderse con el fujimorismo, que controlará el Congreso.

Kuczynski es, a sus 77 años, el presidente de mayor edad elegido democráticamente en la historia de Perú, y por primera vez el país encadenará cuatro presidentes electos de manera democrática.

Su mandato tendrá como primer escollo el pedido de indulto presentado por el encarcelado expresidente Alberto Fujimori, también de 77 años, que Kuczynski ya adelantó que no concederá.

Kuczynski, también conocido como PPK, alcanzó el cargo tras ganar los comicios presidenciales de este año a Keiko Fujimori, la hija mayor de Alberto Fujimori, por apenas 41.000 votos, en una de las elecciones más ajustadas de la historia democrática de Perú.

La victoria electoral de PPK llegó tras reunir el apoyo de otras fuerzas políticas y personalidades para evitar el retorno del fujimorismo al poder, entre ellos el premio Nobel de Literatura de 2010 Mario Vargas Llosa y el ex secretario generales de las Naciones Unidas Javier Pérez de Cuéllar.

Una vez en el mando presidencial, Kuczynski se centrará en dar un nuevo impulso al crecimiento de la economía peruana mediante incentivos a las inversiones y a la formalización de empresas y con la reducción de impuestos al consumo.

También desarrollará el acceso al agua potable en las zonas más humildes del país, una tarea que ya comenzó hace cinco años con su ONG Agua Limpia.

Su Gobierno tendrá un marcado carácter tecnócrata, con ocho economistas y administradores como ministros, entre ellos Fernando Zavala, quien ya acompañó a Kuczynski cuando este fue ministro durante el gobierno del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006).

De esa etapa, en la que fue ministro de Economía y luego primer ministro, le llegan las principales críticas, ya que sus contrincantes lo señalan como el culpable de adjudicar "a dedo" la explotación del gas del yacimiento de Camisea, en el sur del país, lo que enfatiza la etiqueta de "lobbista" entre sus adversarios.

Otras críticas a PPK se dirigen hacia su nacionalidad estadounidense, a la que renunció el año pasado para poder postular a la Presidencia peruana.

Más allá del pasaporte, el candidato es tildado de "gringo criollo" porque nació en Lima en 1938 y es hijo del médico judío alemán Maxime Kuczynski, que llegó a Perú huyendo del nazismo para estudiar enfermedades tropicales en la Amazonía, y de la maestra franco-suiza Madeleine Godard, tía del cineasta Jean-Luc Godard.

Formado en economía en las universidades de Oxford (Inglaterra) y Princeton (Estados Unidos), Kuczynski emigró de Perú en dos ocasiones tras haber trabajado en la administración pública.

La primera fue en 1968, acusado por el gobierno militar de entregar dinero como gerente del Banco Central a la International Petroleum Company (IPC) cuando esta ya había sido nacionalizada.

Kuczynski regresó a Perú en 1980 como ministro de Energía, su especialidad, pero volvió a Estados Unidos dos años después por amenazas terroristas y tras renunciar al cargo por las protestas a una ley que daba exenciones tributarias a la explotación de gas y petróleo.

En sus períodos alejado de Perú, el economista trabajó como jefe de Planificación y Política en el Banco Mundial (BM) y también se desempeñó en el sector minero de África occidental.

Fuera de la política, Kuczynski está casado en segundas nupcias con la estadounidense Nancy Ann Lange, prima de la actriz ganadora de dos premios Óscar Jessica Lange, y además es un músico que no duda en mostrar sus habilidades con la flauta travesera para acreditar los estudios que hizo en Suiza y Londres.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus