•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Interpol rescató a más de 2,700 personas, detuvo a 134 y desmanteló al menos siete redes de crimen organizado durante una operación contra la trata de personas llevada a cabo en América del Sur y Central, informó ayer la organización internacional de policía criminal en un comunicado.

La operación Spartacus III, realizada en dos partes, se concentró inicialmente en tres de los aeropuertos internacionales más transitados de América del Sur, considerados hervideros de las redes de tráfico de personas: Ministro Pistarini (Buenos Aires), Guarulhos (Sao Paulo) y El Dorado (Bogotá).

Gracias a las detenciones efectuadas durante la primera fase, entre el 1 y el 10 de junio, la policía de los 25 países participantes emprendió investigaciones para identificar y desmantelar las redes implicadas.

Entre las víctimas liberadas se cuentan 27 mujeres menores enviadas a diferentes países para su explotación sexual o como mano de obra barata, además de una huérfana hondureña de dos años, víctima de un intento de trata de personas.

En Perú, unos 900 policías participaron en una operación contra la explotación sexual y el trabajo forzoso en el pueblo minero de La Rinconada, deteniendo a cinco sospechosos y rescatando a 190 mujeres  y 250 hombres.

Spartacus III también tuvo como resultado el cierre de una agencia de adopción brasileña, sospechosa de traficar con niños y bebés de Europa del Este.

Se desmanteló además la red "Paniagua" en Colombia, sospechosa de haber enviado a China a cientos de mujeres y niñas sudamericanas.  Además se detuvo al venezolano Johnny Eliexer Cordero Belisario, sobre el que pesaba una orden de busca y captura, sospechoso de trata de seres humanos y explotación sexual a gran escala en la República Dominicana.

Aparte de luchar contra la trata de personas, Spartacus III dio lugar a varias intervenciones en Colombia dirigidas a las redes de tráfico de migrantes durante las que se detuvo al menos a 32 personas.

El director ejecutivo de servicios policiales de Interpol, Tim Morris, resaltó que los efectos de esta operación se sentirán "mucho más allá de América".

Los 25 países participantes fueron: Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, China, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Israel, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Rusia, Sint Maarten, Uruguay y Venezuela.

Interpol anunció los resultados de esta operación justo dos días antes del Día Mundial contra la Trata de Personas, que se celebra el 30 de julio.

RIESGOS

Por otro lado, International Crisis Group, a través del informe  "Presa Fácil: violencia criminal y migración en Centroamérica" presentado ayer, destaca que  las deportaciones "masivas" de inmigrantes centroamericanos realizadas por México y Estados Unidos no han logrado contener la ola de personas que huyen de la "pobreza endémica" y la "violencia epidémica" que sufre la región, sino que de manera "involuntaria" aumentan el "contrabando de personas".

Esta es una de las principales conclusiones del informe en el que se examina cómo los grupos criminales sacan provecho y explotan a los migrantes viajando desde el Triángulo Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador) vía México hacia los Estados Unidos.

El aumento de las medidas de control en las fronteras desvió a los migrantes indocumentados hacia "vías más costosas, tortuosas y peligrosas" y las bandas criminales y los funcionarios corruptos son los beneficiarios de una política que obliga a las personas "desesperadas" a pagar sumas cada vez mayores para evitar la violencia. "Quienes huyen de la violencia en sus países de origen, son nuevamente victimizados durante la huida. Son víctimas ideales", pues además de poder ser extorsionados o secuestrados, también son "vulnerables" para la industria del sexo, principalmente los adolescentes y solo en Guatemala se cree que el número de estas víctimas es de más de 50,000, acota.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus