•   Tucson, EE.UU.  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El senador republicano por Arizona (EE.UU.) John McCain no descartó la posibilidad de que en 2017 el Senado retome el proyecto de reforma migratoria que se quedó estancado en 2013 en la Cámara baja, de mayoría conservadora.

"Tarde o temprano, dependiendo del resultado de las elecciones, tendremos que retomar ese tema", aseguró en entrevista con Efe McCain, quien enfrenta un bajón en su popularidad y dificultades para su reelección.

"Ustedes han visto lo que ya he hecho, pasamos lo que 'los ocho' pusimos juntos en el Senado", respondió el veterano de guerra sobre el plan migratorio.

En 2013 ocho senadores de ambos partidos, incluido McCain, aprobó un proyecto de reforma migratoria que no prosperó en la Cámara de Representantes debido a que su presidente, el republicano John Boehner, no quiso llamarla a votación.

McCain, electo por primera vez en el estado hace treinta años, busca durante este año electoral mantener su cargo para un sexto periodo y para ello intenta conquistar el apoyo de la comunidad latina.

"He trabajado muy duro para ganarlo, sabemos que tenemos que seguir trabajando para conseguirlo", manifestó McCain, quien en marzo pasado recibió el apoyo de la Cámara de Comercio Hispana de Estados Unidos (USHCC).

McCain, quien en 2008 fue el candidato oficial presidencial del Partido Republicano, reiteró que no puede hablarse de una reforma migratoria sin hablar sobre una mayor seguridad en la frontera.

"Actualmente estamos instalando torres de vigilancia, creo que es una mejor opción que tener a un agente sentado enfrente del muro en una patrulla a 115 grados Fahrenheit (46 grados centígrados)", aseguró el republicano.

De igual forma, consideró el uso de drones para vigilar desde el aire también, especialmente cuando además, señaló, se ha incrementado el tráfico de droga sintética proveniente de México.

"La seguridad de la frontera es un tema de gran importancia, especialmente ahora ante la posibilidad de miembros de grupos terroristas tratando de cruzarla", enfatizó.

El republicano enfrentará el próximo 30 de agosto en las primarias de su partido a la senadora estatal Kelli Ward, a la que supera levemente en las encuestas.

De ganar, el senador tendrá que ganarle a la representante a la Cámara por Arizona, la demócrata Ann Kirkpatrick, quien busca vincular a McCain con los comentarios antiinmigrantes del nominado presidencial del partido, Donald Trump.

"Dije que apoyaría al nominado de mi partido, pero obviamente hay grandes desacuerdos entre nosotros", aseguró McCain, a una pregunta sobre su apoyo al magnate inmobiliario.

"Son tiempos turbulentos en la política, pero creo que he demostrado a mis electores el trabajo que puedo hacer por ellos", indicó McCain al referirse a su campaña de reelección.

Aseguró que cualquier proceso electoral es "difícil", pero dijo estar "confiado" de obtener un buen resultado.

McCain lidera los sondeos sobre sus contrincantes republicanos y demócratas, pero solo por un pequeño margen, de entre cinco a seis puntos, algo que nunca antes había enfrentado.

Según una encuesta de mayo pasado, de Public Policy Polling, solo el 34 % de los votantes de Arizona está satisfecho con su trabajo, mientras el 52 % lo desaprueba, y el 14 % está indeciso.

Por otro lado, el senador, aseguró desconocer los detalles del plan de expansión del programa de niños centroamericanos refugiados anunciado esta semana por el Gobierno de EE.UU.

Sin embargo, dijo que se debe incrementar el uso de embajadas y consulados en países centroamericanos para evitar que menores caigan en manos de contrabandistas y sean puestos en peligro por traficantes de humanos.

"Es terrible lo que tienen que pasar en su viaje hasta Estados Unidos", aseguró. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus