•   Cracovia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Dónde está Dios? ante el terrorismo, la violencia, el hambre y el mal en el mundo, fue la pregunta retórica con la que comenzó ayer el papa Francisco su discurso durante el Vía Crucis en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Cracovia.

Esta es "la pregunta que a menudo resuena en nuestra mente y en nuestro corazón: "¿Dónde está Dios?", interrogó Francisco a los cientos de miles de jóvenes de todo el mundo reunidos en la explanada de Blonia, en Cracovia.

"¿Dónde está Dios, si en el mundo existe el mal, si hay gente que pasa hambre o sed, que no tienen hogar, que huyen, que buscan refugio? ¿Dónde está Dios cuando las personas inocentes mueren a causa de la violencia, el terrorismo, las guerras?", dijo.

Y continuó: "¿Dónde está Dios, cuando enfermedades terribles rompen los lazos de la vida y el afecto? ¿O cuando los niños son explotados, humillados y también sufren graves patologías?".

Reconoció entonces que "hay preguntas para las cuales no hay respuesta humana" porque, explicó, "Solo podemos mirar a Jesús y preguntarle a él".

" Y la respuesta de Jesús es esta: Dios está en ellos, Jesús está en ellos, sufre en ellos", respondió Francisco. 

Jesús, explicó, "eligió identificarse con estos hermanos y hermanas que sufren por el dolor y la angustia, aceptando recorrer la vía dolorosa que lleva al calvario".

BARBARIE SIGUE

El papa Francisco aseguró ayer que "la crueldad no se ha terminado en Auschwitz y existe también hoy", al referirse a que aún existe la tortura, la guerra o las cárceles superpobladas, según dijo en el discurso que pronunció ante los fieles reunidos bajo el balcón del arzobispado, donde se aloja en Cracovia.

Como cada tarde al terminar la jornada durante este viaje a Polonia, Francisco se asomó al balcón del arzobispado para dar un pequeño discurso.

Recordó que ayer visitó los campos de exterminio nazi de Auschwitz-Bikernau, donde se siente el "dolor y la crueldad de hace 70 años" y se preguntó: "¿Pero es posible que nosotros los hombres seamos capaces de hacer estas cosas?."

Y agregó: "No quiero amargaros, pero os tengo que decir la verdad. La crueldad no se ha terminado en Auschwitz. También existe hoy".

"Hoy se tortura a la gente. Tantos prisioneros son torturados para que hablen. Es terrible. Hoy hay hombres y mujeres hacinados en las cárceles superpobladas. Viven como animales. Hoy existe aún esta crueldad", dijo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus