•   Londres, Reino Unido  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El aprendiz de brujo de gafas redondas Harry Potter se sube este sábado por primera vez a los escenarios, en Londres, en la obra "Harry Potter y el niño maldito", donde aparece como héroe ya adulto y padre de tres niños.

La pieza, muy esperada, se representará a partir de las 13H00 GMT en el Palace Theatre, en el West End, el barrio londinense de los teatros.

El texto saldrá a la venta este sábado a las 23H00 GMT en el Reino Unido y el domingo en Estados Unidos.

Divido en dos partes de unas dos horas y media, el espectáculo cuenta lo que sucedió 19 años después de los hechos relatados en "Harry Potter y las reliquias de la muerte", séptima y última entrega de la saga de la novelista británica J.K. Rowling, aparecido en 2007.

La obra ha sido preparada durante casi ocho semanas de ensayos públicos en Londres. Los críticos, muy favorables, confirmaron que la pieza se convertirá en todo un éxito comercial.

La autora manifestó a su llegada al teatro que se sentía "muy feliz" por el estreno, y expresó su esperanza de que un día se estrene en el Broadway neoyorquino.

Las primeras 175.000 entradas se vendieron en 24 horas en octubre pasado, y el libreto es ya un éxito de ventas antes de su publicación, pues se podía encargar antes de que este saliese al mercado.

Si bien los lectores se quedaron con la imagen de aquel adolescente atormentado por su pasado y por su combate contra el malvado Lord Voldemort, alias El-que-no-debe-ser-nombrado, en esta obra, coescrita por Rowling, el dramaturgo Jack Thorne y el director John Tiffany, se representa a un Harry Potter casado y padre de familia.

Empleado en el Ministerio de Magia y casado con Ginny Weasley, la hermana de su fiel amigo Ron, el héroe, con su eterna cicatriz en la frente, debe hacer frente a una enorme amenaza. Además, la situación tampoco pinta fácil en casa, donde su hijo menor, Albus Severus, lleva muy mal el pesado legado familiar de los Potter.

Ambos aprenden rápidamente que "a veces, la oscuridad llega de los lugares más insospechados", explicó la producción de la obra.

Aunque el espectador podrá reconocer ciertos lugares ineludibles de los libros, como Hogwarts, la escuela de magia y hechicería, el cambio de formato y la llegada de nuevos personajes depararán muchas sorpresas entre el público, que podrá revivir la fascinación del descubrimiento del universo de Harry Potter.

A pesar de que los recién iniciados en este mundo podrán seguir sin demasiada dificultad esta nueva aventura, es mejor haber leído los libros para poder apreciar plenamente todas las sutilidades de la puesta en escena, que navega alegremente entre la revisita de la obra y las referencias a las historias precedentes, de las que se han vendido más de 450 millones de ejemplares en todo el mundo.

"El teatro británico no ha conocido nada parecido en décadas", recogía esta semana el diario The Daily Telegraph en alusión a "El niño maldito". Según el rotativo, la obra "te atrapa, te conmueve, te hechiza".

Para la revista estadounidense Variety, la pieza, una muestra de "teatro total", "embruja": "Hace veinte años, Harry Potter convirtió a toda una generación en adeptos a la lectura. 'El niño maldito' podría hacer lo mismo con el teatro".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus