•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Preservar la biodiversidad sin frenar el continuo desarrollo empresarial y turístico, en especial en la zona del Caribe, será el reto de una importante conferencia de Ornitología que tendrá lugar en Washington a partir del 16 agosto.

Con el objetivo de "incrementar el desarrollo del continente americano mientras se preserva la biodiversidad", más de 2.000 expertos acudirán a la capital de EE.UU., explicó a Efe el director del Centro de Aves Migratorias de la red museística Smithsonian, Pete Marra.

La protección del Caribe será una de las prioridades de la sexta Conferencia Ornitológica de América del Norte (NAOC, por sus siglas en inglés), que, por primera vez, va más allá del límite geográfico que refleja el título y abarca el continente americano al completo.

Con el lema principal de "Vincular ciencia y preservación", la conferencia, que se celebra cada cuatro años, se centrará en especial en Cuba, ya que es la primera edición después de la normalización de relaciones entre los gobiernos cubano y estadounidense.

"La relajación de relaciones de EE.UU. es una gran noticia en muchos sentidos. Pero las consecuencias que se desprenden incluyen el aumento del desarrollo, que implica el aumento de negocios en la zona, de recalificación de terrenos para construir", explicó a Efe Marra.

"Hemos de tener mucho cuidado de no impactar el medioambiente de Cuba", que es "increíblemente importante en términos de diversidad", por ser la isla más grande del Caribe, donde vive una gran cantidad de especies, analizó Marra.

El Caribe y, en particular, países como México, Belice o Nicaragua representan zonas geográficas en las que hay "mayores problemas", ya que las playas están "explotadas" por el turismo masivo.

"El ecoturismo no ha sido tan explotado en el Caribe como en otras áreas de Suramérica", donde ha quedado demostrado que "llevar a la gente a que disfrute del entorno natural y del medioambiente tiene múltiples beneficios", indicó Marra.

Un turismo respetuoso con el medioambiente también tiene beneficios a largo plazo, ya que fomenta actitudes de preservación y contribuye a la concienciación del viajero.

Las aves no son solo un elemento imprescindible en un entorno natural saludable, sino que sirven de "indicador" del nivel de contaminación o habitabilidad del entorno, por lo que la recopilación de información de los ornitólogos es útil a todas las demás disciplinas, argumentó Marra.

En los últimos 500 años se han extinguido 322 especies, un cálculo que el director del Centro de Aves Migratorias considera "conservador", pues se limita a los datos recopilados, y probablemente el número sea mayor.

"Los pájaros -explicó- minimizan el impacto de los insectos en los árboles, y los árboles son importantes para reducir el efecto del cambio climático".

"Hay muchas razones por las que es nuestra responsabilidad mantener la integridad del medio ambiente. Pero si tuviera que escoger solo una, diría que lo hemos de hacer por nuestra propia supervivencia", añadió.

La conferencia, que se desarrollará del 16 al 20 de agosto, de este año coincide con el centenario del Acuerdo Norteamericano de Aves Migratorias entre EE.UU. y Canadá para la protección de esas especies. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus