•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El abogado de uno de los detenidos por presuntamente amenazar al presidente argentino, Mauricio Macri, mediante mensajes en árabe e imágenes de explosivos publicados en la red social Twitter pidió hoy la excarcelación de su defendido, quien aseguró que no tiene "absolutamente nada que ver" con el suceso.

"Mi cliente no tiene absolutamente nada que ver" y "no participó", por lo que quien "tendrá que dar una explicación" sobre "si fue una broma o no fue una broma, es la otra parte que está imputada", dijo en declaraciones a la prensa Roberto Damboriana, defensor de uno de los acusados de difundir mensajes en árabe a través de la cuenta @HassanAbuJaaf, en los que mencionaron a Macri.

Los dos jóvenes, de 21 años, fueron detenidos este fin de semana en un allanamiento realizado en Buenos Aires por la Policía Metropolitana, la fuerza de seguridad local.

Los mensajes, con presunto tono terrorista, contenían referencias a las líneas del metro de la capital argentina, a lugares del centro de la ciudad, y al mandatario, entre otras.

"Habían estado intimidando, amenazando a la población mediante tuits en idioma árabe, hablando de objetivos", dijo el sábado en rueda de prensa la ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, antes de insistir en que no va a haber impunidad para "ningún tipo de intimidación", ya que "todo hecho amenazante", para el Gobierno, "no es una broma".

La jueza federal María Servini los citó hoy en tribunales, los imputó por "intimidación pública" -que prevé una pena de dos a seis años- y dictó secreto de sumario después de ordenar pericias a teléfonos y computadores, así como un allanamiento en la casa del otro detenido.

Allí, se encontró una escopeta que no había sido declarada, según reveló en declaraciones a los medios el jefe de la división de Cibercrimen de la Policía Metropolitana, Gabriel Rojas.

Rojas consideró que los detenidos no son dos "adolescentes aburridos", sino mayores de edad "perfectamente conscientes" de lo que estaban haciendo.

Según Damboriana, en el caso de su defendido, no existe "ningún elemento que lo pueda vincular" con los mensajes enviados o con algún otro aspecto de la investigación, además de que ya manifestó que en el momento en que se publicaron los tuits "estaba durmiendo en su casa", por lo que es el otro joven quien tiene que dar "explicaciones" sobre su responsabilidad.

"Si fue una broma, fue una broma de mal gusto", agregó el procurador, quien apuntó que los presidentes reciben amenazas "todos los días" pero en esta ocasión, el caso se viralizó y al Gobierno se le "ocurrió" hacer una conferencia de prensa sin haber "escuchado" la otra versión.

"Se ha banalizado", criticó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus