EFE
  •   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Estados Unidos fletó en secreto, en enero, un avión con 400 millones de dólares en efectivo a Irán en coincidencia con la liberación de cuatro estadounidenses detenidos por Teherán, informó ayer en exclusiva el Wall Street Journal (WSJ).

El diario económico cita a fuentes estadounidenses y europeas, así como a funcionarios del Congreso estadounidense que fueron informados de los detalles de la operación.
Palés repletos de euros, francos suizos y otras divisas por valor de 400 millones de dólares fueron transportados en un avión de carga sin marcar bajo alto secreto, con la colaboración de los bancos centrales de Holanda y Suiza, según el diario.

El envío fue el primero para solucionar una disputa internacional por valor de 1,700 millones de dólares derivada de una compra militar incompleta por la caída del régimen monárquico del sha Mohammad Reza Pahlevi y el triunfo de la revolución islámica en el país en 1979.

En enero, el secretario de Estado, John Kerry, anunció que como parte del acuerdo sobre el programa nuclear iraní y vistos los progresos hacia su implementación, se sufragaría el monto de esa disputa que se dividía en 400 millones por la compra nunca satisfecha de equipos militares por parte del gobierno del sha antes de la ruptura de relaciones diplomáticas y 1,300 millones en concepto de intereses.

PRESOS

La fecha del pago coincidió también con la liberación de cuatro estadounidenses presos en Irán, entre ellos el periodista de The Washington Post, Jason Rezaian, cuya liberación fue presentada el 17 de enero como muestra, junto con el acuerdo para contener el desarrollo nuclear, de la nueva etapa de relaciones con Irán. 

"Con el acuerdo nuclear realizado, los prisioneros liberados, el tiempo era ideal para resolver también esta disputa", dijo ese día 17 el presidente estadounidense, Barack Obama, en el anuncio simultáneo de la liberación y la resolución de la disputa, que había llegado a un tribunal de disputas en La Haya (Holanda). No obstante, Obama no reveló el pago de los 400 millones de dólares, que se realizó en divisa extranjera, porque la ley estadounidense no permite transacciones en dólares con Irán.

El portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, negó en declaraciones al WSJ que el pago fuera un "quid pro quo". 

"Las negociaciones sobre un acuerdo de una reclamación pendiente estuvieron totalmente separadas de la discusión sobre la vuelta de estadounidenses a su país", aseguró Kirby.

En un comentario en Twitter, Kirby añadió ayer que las informaciones sobre la relación entre el pago y la liberación de los presos son "totalmente falsas".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus