•   Tianjin, China  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Justicia china decidió hoy encarcelar a Zhou Shifeng, el director de uno de los mayores bufetes de abogados de derechos humanos del país, tras un breve juicio y en medio de un control policial y un acoso a la prensa sin precedentes.

Una corte de la ciudad norteña de Tianjin finiquitó en pocas horas la vista del letrado Zhou sin presencia de su familia o de un abogado de su libre elección, y le condenó a siete años de cárcel por "subversión", un delito comúnmente utilizado contra críticos del régimen comunista.

Los magistrados dictaminaron que Zhou había estado "influido por fuerzas antichinas" y que poco a poco "le fueron surgiendo ideas para derrocar" al sistema del partido único, según publica la agencia oficial Xinhua.

En la vista, siempre según la versión oficial, Zhou se declaró culpable de sus delitos y aseguró que no apelará la sentencia, que también incluye cinco años de privación de sus derechos políticos.

Zhou se convirtió así en el primer letrado condenado de la larga lista de afectados por la oleada de represión que se vivió en el verano de 2015, cuando la policía detuvo a cientos de profesionales del sector, además de activistas y disidentes.

La vigilancia en los alrededores del tribunal era la más alta que se ha visto en un proceso de este tipo en los últimos años, lo que remarcaba la importancia del proceso.

Centenares de agentes de policía y de paisano, además de ciudadanos presumiblemente contratados por las autoridades, acosaron a la prensa y obstaculizaron sin pausa su trabajo, utilizando todo tipo de artilugios para bloquear a las cámaras apostadas en el exterior del tribunal, desde paraguas hasta paipai.

Los medios extranjeros fueron de nuevo vetados en el tribunal, y en este caso también lo fue la familia, que fue sometida a vigilancia continua en su vivienda para evitar que asistiera a la vista, según explicó el abogado Liu Xiaoyuan.

El tribunal chino consideró que Zhou era culpable de "difundir rumores" y manipular los casos más delicados para atraer la atención del público con la ayuda de activistas como Zhai Yanmin, a quien esa corte juzgó a principios de esta semana por subversión y le impuso una pena suspendida, por lo que no tendrá que pasar por la cárcel.

El testimonio de Zhai se utilizó hoy contra Zhou, además del de un exempleado de la firma, Huang Liqun.

"Considero que el sistema legal y democrático de China está muy por encima del Estado de Derecho de Occidente y del de Estados Unidos", declaró hoy Zhou ante los jueces.

Sus compañeros de profesión consideran sus declaraciones forzadas y recuerdan que el abogado se convirtió en todo un referente, no sólo por los casos en los que trabajó, sino por unir a los letrados de derechos humanos bajo un mismo paraguas.

"Zhou siempre ha sido alguien que ha estado en búsqueda de la justicia en China", describía hoy el letrado Yu Wensheng en declaraciones a Efe.

Organizaciones de derechos humanos también criticaron hoy el proceso y las otras dos condenas a activistas que dirimió el mismo tribunal de Tianjin esta semana.

"Estos casos exponen la vergonzosa manipulación del sistema legal por parte de las autoridades chinas para silenciar las críticas y a los que abogan por el imperio de la ley", consideró Sophie Richardson, directora de Human Rigths Watch China, en un comunicado.

Entre los clientes más destacados que ha tenido el bufete Fengrui se encuentran el artista Ai Weiwei, el intelectual uigur Ilham Tohti o la asistente china del semanario alemán "Die Zeit".

El mismo Zhou se encargó de defender a la traductora del "Die Zeit", quien acabó liberada tras pasar 9 meses detenida por apoyar la "revolución de los paraguas" de Hong Kong, las históricas manifestaciones prodemocracia que vivió la isla en 2014.

No obstante, en la mayoría de ocasiones los abogados de Fengrui no ganaban sus casos, pero sí lograban exponer la corrupción del sistema, por lo que algunos expertos creen que el objetivo último de las autoridades era desmantelar la plataforma que les hacía fuertes. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus