•   Tokio, Japón  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los japoneses conmemoran este sábado el primer bombardeo atómico de la Historia, efectuado hace 71 años contra Hiroshima, ciudad del sur del archipiélago, visitada por primera vez este año por un presidente de Estados Unidos en activo.

El 6 de agosto de 1945, a las 08h15 locales (23h15 GMT), un bombardero B-29 estadounidense bautizado "Enola Gay" arrojaba encima de esa ciudad la bomba atómica "Little Boy", y tres días más tarde, otra bomba atómica, "Fat Man", arrasaba Nagasaki, lo que condujo a la rendición japonesa el 15 de agosto y al final de la Segunda Guerra Mundial.

Con una potencia equivalente a cerca de 16 kilotones de TNT, la bomba de Hiroshima causó una deflagración que subió la temperatura en el suelo a 4.000 grados. "Little Boy" provocó el mismo día y las semanas siguientes 140.000 muertos.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, era esperado este sábado en la ciudad para asistir a una ceremonia y pronunciar un discurso, como el alcalde Kazumi Matsui.

Matsui indicó que citará en su declaración algunos fragmentos del que pronunció Barack Obama en mayo durante una visita histórica a Hiroshima. Ningún presidente estadounidense en ejercicio había pasado por Hiroshima desde el final de la guerra.

De ese momento queda la imagen fuerte de Barack Obama estrechando la mano de un sobreviviente y dando un abrazo a otro.

Obama, que "vino para rendir homenaje a los muertos", abogó entonces por un "mundo sin armas nucleares".

El alcalde de Hiroshima debería retomar las palabras de Obama que expresan la voluntad común de acabar con el armamento atómico. Según la prensa, la cita fue elegida de acuerdo con los "hibakusha" (sobrevivientes de la bomba atómica), que hoy tienen una media de edad de 80 años.

Hiroshima y Nagasaki son un símbolo que el mundo debe recordar siempre, estiman los japoneses.

El pasado 25 de julio, cerca de 500 alumnos japoneses participaban en una conmemoración en el Parque del Monumento a la Paz de Hiroshima, donde están depositadas un número simbólico de mil grullas japonesas blancas en origami (papel plegado) en la estatua Sadako Sasaki, la pequeña de 13 años que representa a todos los niños muertos por la bomba atómica.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus