•   La Paz  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente Evo Morales dijo este sábado que Bolivia "seguirá esperando diálogo" con Chile para solucionar los diferendos que los separan, aunque enfatizando que "Bolivia se respeta", en el marco de las celebraciones del 191 aniversario de la independencia del país.

Morales, que llevó a Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya con el pedido de diálogo para obtener una salida soberana al mar, evocó que en 2006 se estableció una negociación bilateral sin éxito sobre tres temas actualmente en disputa.

Esa agenda, denominada 'De los 13 puntos', incluía el acceso al mar, la canalización artificial de aguas bolivianas del manantial Silala -que Chile considera un río internacional y usa sin compensación-, y el desvío unilateral, en 1961, del río Lauca, enumeró Morales.

"Si estaban los tres temas -debatidos en esta coyuntura-, en (la agenda de) los 13 puntos, eso significa que acordamos que entre Chile y Bolivia hay temas pendientes y ahora falsamente dicen que no hay temas pendientes", apuntó Morales en un discurso ante el Congreso.

El mandatario boliviano, que hizo un informe ante el Congreso en Tarija (sur del país), con motivo del 191 aniversario de la independencia patria, apuntó no obstante: "Tenemos mucha esperanza que se resuelva ese tema mediante los organismos internacionales".

"Nuestra reivindicación, por derecho, es irrenunciable", sostuvo Morales respecto al reclamo de una salida soberana al mar.

Ante las críticas del gobierno chileno de que Morales llevó su reclamo a niveles inéditos, el mandatario insistió en que "no son tiempos de callar. (..) Ningún país vecino va a intentar ahora humillarnos como hicieron en el pasado (..), Bolivia se respeta".

A pesar del momento de fuerte tensión diplomática entre ambas naciones, "Bolivia siempre estará esperando diálogo para que (..), en el marco de la hermandad, (podamos) resolver temas pendientes que tenemos con Chile", proclamó.

Sin embargo, el mandatario sostuvo: "Todavía no puedo entender que Chile no escuche los pedidos de Unasur, de Aladi (Asociación Latinoamericana de Integración), a que haya diálogo con temas humanitarios", en referencia al uso de puertos chilenos para su comercio internacional.

La Paz y Santiago abrieron recientemente una nueva disputa sobre el Silala, que es considerado por Chile como un río internacional que entra en su territorio, mientras que para Bolivia es un manantial que nace en su territorio y que ha sido desviado artificialmente por su vecino.

En julio, el canciller boliviano, David Choquehuanca, visitó puertos chilenos, donde denunció el maltrato a camioneros que transportan la carga comercial de su país, algo que Chile rechaza.

La Paz también ha acusado a Santiago de manipular el río Lauca, que nace en territorio chileno, asegurando que es desviado deliberadamente y por lo tanto entra con menor potencia a suelo boliviano, lo que perjudica sus actividades productivas.

Asimismo, Bolivia llevó en 2013 a Chile ante la CIJ, donde le pide negociar la recuperación de su acceso al océano Pacífico, que perdió tras una guerra a fines del siglo XIX.

Debido a la falta de solución a esta demanda, ambos países carecen de relaciones diplomáticas desde 1978. Sus relaciones se limitan a nivel de cónsules.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus