EFE
  •   Sao Paulo, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El empresario Marcelo Odebrecht, uno de los acusados del caso Petrobras, afirmó en una de sus declaraciones ante la Justicia que el presidente interino de Brasil, Michel Temer, fue uno de los beneficiados por la red de corruptelas enquistada dentro de la petrolera estatal, según publicó ayer una revista. En una declaración en la que negocia un acuerdo de delación premiada para reducir su condena, el expresidente de la constructora Odebrecht aseveró que se reunió con Temer en 2014 para concretar una “donación” a la campaña presidencial de diez millones de reales (unos 3.1 millones de dólares), de acuerdo con el semanario Veja.

El encuentro, de acuerdo con las informaciones, se celebró en el Palacio do Jaburu, la residencia oficial del vicepresidente, quien asumió el poder el pasado 12 de mayo en sustitución de la presidenta suspendida, Dilma Rousseff, quien deberá afrontar un juicio político en el Senado por supuestas maniobras fiscales en su gestión. Odebrecht, quien junto a otros ejecutivos de constructoras, exaltos cargos de Petrobras y políticos vinculados al caso responde ante la Justicia, movilizó una centena de abogados para asesorar su declaración y la de unos cincuenta ejecutivos de la compañía que negocian la delación premiada, apuntó Veja.

OTROS FUNCIONARIOS

En la parte de la declaración a la que tuvo acceso Veja, Odebrecht indicó que en la reunión celebrada en mayo de 2014 también estuvo Eliseu Padilha, actual ministro de Presidencia.

En la época, Temer era vicepresidente de la República y presidente del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) y el pago del “apoyo financiero”, como fue descrito por Odebrecht, fue realizado entre agosto y septiembre de 2014, antes de las elecciones presidenciales de octubre.

Del dinero entregado, cuatro millones de reales (unos 1.26 millones de dólares) fueron para Padilha y los seis millones de reales (unos 1.89 millones de dólares) restantes para Paulo Skaf, presidente de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP) y entonces candidato al Gobierno de Sao Paulo, citó Veja.

La ‘Operación Lava Jato’, como se conoce el caso Petrobras, señala que las constructoras sobrevaloraban contratos con la petrolera y el soborno era repartido entre ejecutivos de esas empresas, exdirectores de la estatal y una cincuentena de políticos.

PRESIDENTE SE DEFIENDE

Temer, a través de un comunicado, confirmó el encuentro y dijo que se trató del “auxilio financiero” de la constructora a las campañas electorales “de acuerdo con la legislación en vigor”.

De acuerdo con el presidente interino el aporte fue después declarado al Tribunal Superior Electoral (TSE), que deberá verificar si esa cantidad en cuestión está dentro de la que fue relacionada por el PMDB.

Padilha, que no fue candidato en esas elecciones, y Skaf, que admitió una donación de 200,000 reales (unos 63,111 dólares) de la petroquímica Braskem -controlada por Odebrecht-, negaron haber recibido auxilios de la constructora. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus