•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El hombre que hirió ayer a dos policías con un machete en Charleroi (sur de Bruselas) al grito de “Allah akbar” (Alá es grande) y que fue reducido mediante un disparo por los agentes falleció poco después en el hospital.

El ataque se produjo sobre las 6:58 de la mañana hora local en la zona de control de la central de la Policía en Charleroi, donde el agresor, cuya identidad no ha sido revelada por el momento, sacó el machete de su mochila y arremetió contra dos mujeres policías. El agresor causó heridas profundas en la cabeza a una agente, que fue trasladada al hospital Notre Dame de Charleroi y debe ser operada, indicó la Agencia Belga.

Su vida no corre peligro, señaló la Policía local, que precisó que su compañera resultó herida leve.

El atacante fue inmovilizado por disparos de una tercera policía al tórax y una pierna y trasladado al hospital Marie Curie en “estado grave”.

Falleció poco después, cuando iba a ser operado de urgencia, de acuerdo con la cadena de televisión VTM y la Agencia Belga.

La Policía Científica, la Fiscalía y la alcaldesa en funciones, Françoise Daspremont, llegaron al lugar de los hechos, donde se levantó un perímetro de seguridad.

ATAQUE DESPRECIABLE

El alcalde de la localidad, Paul Magnette, que se encontraba en el extranjero y ha calificado el ataque de “despreciable” en un mensaje en la red social Twitter, regresará de inmediato a Charleroi.

También el primer ministro belga, Charles Michel, que disfrutaba de unos días de descanso fuera del país, volverá a Bélgica, a fin de reunirse el domingo con representantes de los servicios de seguridad.

Michel permanece en contacto con su consejero de seguridad y los servicios de la Policía, dijo su portavoz a la Agencia Belga. El jefe del Gobierno condenó de inmediato de forma “enérgica” el ataque a través de las redes sociales, donde expresó su solidaridad con las dos policías afectadas y sus familias, y aseguró: “Seguimos de cerca la situación”.

Mientras, el titular belga del Interior, Jan Jambon, calificó de “despreciable” el ataque y expresó en Twitter su apoyo a las agentes heridas, sus colegas y sus familias.

El Órgano belga de Coordinación para el Análisis de la Amenaza (OCAM) decidió, tras revisar la situación, “no modificar de momento el actual nivel de alerta por amenaza” terrorista para la ciudadanía y la policía, pero “continúa siguiendo la situación”, señaló el ministro poco después en la misma red social. Bélgica mantiene desde hace meses la alerta por riesgo de atentado terrorista en el nivel 3, de una escala de 4, que se corresponde con un peligro “grave, posible y verosímil” de ataque y conlleva medidas reforzadas de seguridad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus