•   Kabul  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al menos 40 talibanes murieron en un bombardeo de las tropas afganas perpetrado en respuesta a un ataque insurgente en la provincia de Kunduz (norte del país), que en los últimos días registró fuertes enfrentamientos en varios puntos, informaron ayer a Efe fuentes oficiales.

El bombardeo fue llevado a cabo en el distrito de Imam Sahib, después de que los talibanes lanzasen un ataque contra un puesto de control policial de la zona, indicó el portavoz de la División 20 Pamir del Ejército afgano Ghulaam Hazrat Karimi.

Al menos dos efectivos de las fuerzas de seguridad perdieron la vida y cuatro resultaron heridos en esa acción, mientras que el bombardeo de contraataque acabó con la vida de 40 talibanes, entre ellos dos altos mandos locales, según la fuente.

Un día antes centenares de talibanes lanzaron una ofensiva frustrada contra diferentes puestos de control cercanos al centro del distrito, señaló el jefe de la Policía local, Amanuddin Quraisih.

Si bien el mando policial afirmó que hoy no se registraron choques, advirtió de que "el distrito podría caer en manos de los talibanes" si no reciben refuerzos pronto.

Además de en Imam Sahib, el viernes se produjeron intensos enfrentamientos entre las tropas y los talibanes en al menos otros dos distritos de Kunduz, Dasht-e-Archi y Qala-e-Zal.

Kunduz era una provincia relativamente tranquila hasta hace unos años, pero los insurgentes han ganado terreno en varias zonas de Afganistán tras el fin de la misión de combate de la OTAN en 2014 y desde finales de 2015 controlan casi un tercio del territorio, según datos de Estados Unidos.

La caída de su capital homónima a finales del pasado año supuso el mayor logro militar de los insurgentes desde el fin de su régimen con la invasión estadounidense en 2001.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus