•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La legisladora republicana Susan Collins se ha convertido en la senadora más veterana de EE.UU. en anunciar que no votará en las elecciones de noviembre por el candidato de su partido a la Casa Blanca, Donald Trump, debido a su "completo desprecio a la decencia común".

Collins, una de las pocas republicanas moderadas que quedan en el Senado, reveló su decisión en un artículo de opinión que publica hoy el diario The Washington Post, aunque dijo que tampoco apoyará a la candidata demócrata, Hillary Clinton.

"No votaré a Donald Trump como presidente. Esta no es una decisión que tome a la ligera, porque soy una republicana de toda la vida. Pero Donald Trump no refleja los valores históricos republicanos ni el enfoque inclusivo de Gobierno que es crucial para remediar las divisiones en nuestro país", escribió Collins.

La legisladora por Maine lleva en el Senado desde 1997 y hasta ahora es la republicana más veterana de la Cámara Alta en romper con Trump, después de que lo hicieran otros senadores de menor perfil como Ben Sasse, de Nebraska, o Mark Kirk, de Illinois.


Lo que convenció a Collins, de 63 años, de que Trump "no merecía ser presidente" fueron "sus ataques dirigidos a gente que no podía responder con la misma fuerza", según escribió en el Post.

En particular, tres episodios llevaron a la senadora a retirarle su apoyo: "su burla de un periodista discapacitado", su "crítica" a los padres del capitán Humayun Khan, muerto por un coche bomba en la guerra de Irak en 2004; y su campaña contra el juez Gonzalo Curiel, encargado del caso de presunto fraude de la universidad Trump.

El magnate insistió en que Curiel, "un juez federal nacido y criado en Indiana, no podía emitir un fallo justo en el caso sobre la universidad Trump por sus raíces mexicanas", algo que "demostró una profunda falta de respeto no solo por el juez sino por la separación constitucional de poderes" en EE.UU., sostuvo Collins.

Después de cada uno de esos episodios, la senadora esperó "en vano a que el señor Trump se retractara" y se disculpara, pero luego concluyó que el candidato parece "incapaz de cambiar o crecer".

"La desagradable realidad que he tenido que aceptar es que no habrá un 'nuevo' Donald Trump (en la campaña para las elecciones generales), solo el mismo candidato que cortará, quemará y pisoteará lo que haga falta y a todos aquellos que perciba que se han metido en su camino o que son un chivo expiatorio fácil", escribió Collins.

La senadora también expresó su preocupación por sus "desinformados comentarios" y su "falta de contención" en política exterior, que "harían aún más peligroso un mundo que ya lo es".

Preguntada hoy en una entrevista en la cadena CNN por quién votará entonces en noviembre, dijo que "verdaderamente" no lo sabe, pero que no apoyará a Clinton y que tampoco le convence del todo el candidato del Partido Libertario, Gary Johnson.

"Es muy posible que acabe inscribiendo en la papeleta un nombre" de otro político que no compita en las elecciones, una práctica que es legal en muchos estados de EE.UU., indicó Collins.

Aunque algunos republicanos empiezan a distanciarse de Trump, aquellos que se juegan la reelección en noviembre temen condenar a un candidato que ha generado entusiasmo en parte de su base.

Trump no ha reaccionado directamente al anuncio de Collins, pero hoy dijo en su cuenta de Twitter que su campaña va "en contra de los políticos de siempre en Washington" porque "ésa es la gente que ha convertido a EE.UU. en un desastre". 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus