•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un total de 2,340 extranjeros aceptó su deportación voluntaria de Colombia, entre ellos migrantes que permanecían en la localidad de Turbo (noroeste) tras el cierre de la frontera de Panamá y otros que se encontraban en el departamento de Nariño, limítrofe con Ecuador, informó ayer Migración Colombia.

Del grupo de migrantes cubanos que pernoctaba en una bodega en Turbo, la mayoría se acogió "a deportaciones voluntarias" y abandonó "el territorio nacional por sus propios medios", según un comunicado de la entidad.

Unos 3,000 extranjeros permanecían en esa población de 163,000 habitantes.

El pasado lunes, Migración Colombia informó que más de 1,350 de los migrantes irregulares que estaban en Turbo se habían acogido a las deportaciones voluntarias propuestas por el Gobierno.

"A la fecha, migración Colombia tiene documentados 1,540 procesos de deportación voluntaria de ciudadanos cubanos que permanecían de forma irregular en el municipio de Turbo", agregó la información.

PANAMÁ ACCEDE

Los migrantes que lleguen a Panamá por la frontera con Colombia serán atendidos por las autoridades del país centroamericano y se les permitirá continuar su ruta a Estados Unidos, manifestó este martes el presidente panameño, Juan Carlos Varela. 

Panamá no va a permitir que nadie que ya ha cruzado hacia nuestro país muera en nuestra tierra". Carlos Varela, presidente de Panamá

"Se mantiene el cierre de la frontera a migrantes irregulares, pero aquellos que estén utilizando estos puntos (de la zona selvática del Darién) para cruzar y ya ingresen a nuestro territorio se les va a dar la asistencia humanitaria para que sigan su ruta", declaró.

"Panamá no va a permitir que nadie que ya ha cruzado hacia nuestro país muera en nuestra tierra", añadió el mandatario panameño durante un acto público.

Migrantes irregulares, principalmente haitianos que han permanecido en Brasil, africanos, asiáticos y cubanos, cruzan constantemente la frontera selvática entre Colombia y Panamá en su ruta a Estados Unidos.

COSTA RICA REACCIONA

El Gobierno de Costa Rica expresó este miércoles"preocupación" ante la decisión anunciada por el presidente de Panamá al permitir a los migrantes que ingresen a su territorio y continuar su viaje hacia Estados Unidos.

"Nos preocupa que el flujo migratorio está en aumento y ahora tenemos una preocupación adicional por la declaración de carácter oficial del gobierno panameño que anuncia un tránsito libre de migrantes por su territorio", afirmó la ministra de gobernación, Carmen Muñoz.

"Lo de la asistencia humanitaria está muy bien, pero nos preocupa que ahora Panamá permita el libre tránsito de migrantes por su territorio", porque eso pone más presión a los problemas que ya enfrenta Costa Rica ante la ola migratoria.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus