•   Chicago  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Brendan Dassey, uno de los personajes centrales de la serie documental "Making a Murderer", que retrata las fallas del sistema judicial estadounidense, obtuvo su libertad este viernes tras un fallo de un juzgado del estado Wisconsin.

Durante los próximos 90 días Dassey podría salir de la prisión, a menos que los fiscales apelen la decisión del juez de anular su condena.

Dassey, de 26 años, y su tío Steven Avery, de 54, fueron condenados a cadena perpetua tras ser acusados del asesinato de la fotógrafa Teresa Halbach (25) en 2005.

"Making a Murderer", la popular serie lanzada en Netflix en diciembre pasado, retrata la investigación fallida o simulada sobre el caso, así como varios elementos que hacen pensar que Dassey y Avery fueron encarcelados injustamente.

La decisión del juez William Duffin destaca principalmente la defensa desastrosa que tuvo Dassey en 2006, a cargo del abogado de oficio Leonard Kachinsky.

La conducta del abogado de Dassey, entonces con 16 años y con un coeficiente intelectual limitado, es "indefendible", afirmó el juez.

"Los investigadores aseguraron a Dassey que no debía preocuparse. Esas repetidas y falsas promesas, sumadas a otros factores como la edad de Dassey, su déficit intelectual y la ausencia de un adulto a su lado durante el interrogatorio, hacen que las confesiones de Dassey sean involuntarias", detalló el magistrado.

Después del lanzamiento de la serie en Netflix se multiplicaron los pedidos para liberar al joven y a su tío, al punto que la Casa Blanca recibió una petición con más de 130.000 firmas pidiendo el perdón presidencial.

"Hay claras evidencias de que la oficina del sherif de Manitowoc (un condado rural al norte de EEUU) usó métodos inapropiados", subrayaba la petición.

La Casa Blanca respondió que los dos acusados no fueron condenados en un proceso federal, sino por el sistema carcelario de Wisconsin, por lo que el presidente no podía concederles la gracia.

En un caso anterior, Avery ya había pasado 18 años en prisión por un error judicial en un caso de violación, que no cometió. Fue liberado en 2003 tras comprobarse su inocencia con pruebas de ADN.

Dos años después, cuando demandaba al condado de Manitowoc por encarcelamiento injusto, Avery volvió a ser arrestado por la muerte de Halbach, junto a su sobrino.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus